Vuelven a la base de Morón los militares de la UME desplazados a México por el terremoto

    El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, recibió este jueves en la base de Morón de la Frontera a los 54 militares y cuatro perros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que han participado en la operación de apoyo en labores de búsqueda y rescate en el pasado terremoto en México, donde han representado a España en las tareas difíciles e intensas “días y noche”.

    Así, Sanz subrayó que todo el pueblo español se siente “orgulloso” del “ejemplo de solidaridad en el mundo” que ha dado la UME y el ejército en nombre de España. Es por ello que agradeció el trabajo “intenso” realizado en México, donde han rescatado unas 40 personas, y mostró su admiración y respeto por esta “unidad de élite, única y reconocida internacionalmente”.

    Entre las laboras, ha destacado el rescate de entre los escombros del cadáver del malagueño Jorge Gómez Varo, después de diez días de que quedara atrapado en el edificio donde trabajaba en Ciudad de México tras el terremoto de magnitud 7,1.

    Ha insistido en que la UME es un “ejemplo de preparación, sacrificio, esfuerzo y profesionalidad”, ya que desarrollan una labor en tareas muy difíciles “arriesgando sus vidas para salvar a los que más lo necesitan”. “En México no ha estado sólo la UME, sino ha estado España”, añadió.

    Por último, el delegado del Gobierno central en Andalucía agradeció también su apoyo a las familias, puesto que “sin ellas es imposible que el ejército tenga el ánimo y la capacidad para seguir trabajando”.

    Por su parte, el comandante Álvaro Martín Molin contó que se han enfrentado a situaciones “muy difíciles” debido a las causas del terremoto, tras lo que quedaron edificios “colapsados” y supuso “unas tareas intensas de día y noche”. Para ello, se ha necesitado material técnico y personal especializado, “siguiendo todos los protocolos de seguridad y en colaboración siempre con el resto de unidades de rescate”.

    Asimismo, resaltó la solidaridad de empresas españolas afincadas en Ciudad de México, que, de forma “desinteresada”, han facilitado apoyo de material, comida, agua y “aquello que hiciera falta para continuar con las labores de búsqueda y rescate”.

    El comandante aprovechó para mandar “un abrazo y sincero recuerdo” para la familia de Jorge Gómez, al tiempo que agradeció “el cariño mostrado continuamente” por parte de la familia hacia los efectivos allí desplazados, apuntando que el rescate fue “difícil” porque las plantas se habían quedado una encima de otra y el acceso era “complicado y peligroso”.

    Martín concluyó valorando la capacidad de los mexicanos para reponerse con “fuerza y esperanza” tras el terremoto, a pesar de que, como explicó, a partir de las 72 horas la esperanza de vida comenzara a reducirse.

    Fuente: Europa press

    Compartir