“Volverás a sonar”, por Antonio Velasco

    Foto: Óscar González

    Y con más fuerza que nunca, volverá a sonar esa torre Moronera, que
    hace de llamador de los sentidos, tan fuerte que retumbará en lo más
    profundo del alma, zamarreando todos nuestros miedos y penas.

    Volverá a sonar el martillo que nos llama a la ilusión, para que
    mantengamos bien avivada la Fe de nuestros días.

    Con golpes tan secos que espanten todos los males y preocupaciones,
    llamando con tanta firmeza para que seamos nosotros quienes
    levantemos una nueva Madrugá de ensueño. Esa que ahora más que
    nunca necesitamos, esa noche mágica que miramos con ojos de niño.

    moroninfo-mar17

    No tengamos duda alguna, tan sólo es una espera más, un poquito de
    paciencia para volver a sentir, a oler a palmar lo que desde el corazón
    de la ermita se fragua. Volver a la normalidad que estamos
    acostumbrados de una mañana de Jueves Santo de preparativos y
    nervios, de tertulias de hermanos con conversaciones de voz temblorosa
    y nudos en la garganta, antesala de la explosión de los sentidos.

    La Semana Santa, pensándolo bien, son recuerdos, emociones que
    guardamos y que de vez en cuando afloran en forma de sentimientos.
    No se trata de ver pasos en la calle, la Madrugá no sólo es una noche
    más del año.

    Está formada de recuerdos tan importantes, como volver la mirada
    atrás y verte de la mano de tus padres cuando te llevaban al ver la
    bajada de la cuesta, siempre al lado de la palmera más pequeña.
    O, por ejemplo, recordar la primera vez que salí de nazareno y ver la
    cara de ilusión de tu abuela al saludarla en el Pozo Nuevo.

    Recuerdos grabados a fuego en una memoria que necesita de llenarse
    aún más de estas vivencias.

    Sentir de nuevo el cosquilleo de ver como se enciende la candelería del
    paso de palio al entrar en la ermita a las 4 de la mañana y ver la belleza
    de María Stma de Los Dolores que radiante espera y pensar que ya
    llegó el momento.

    Ver como Nuestro Padre Jesús abraza su cruz y se dispone a salir, o
    como más bien pienso cuando se encara en la puerta de salida, “ya
    vas a poner orden Señor”.

    Eso orden que tanta falta hace, y ahora más que nunca.
    Contemplar las miradas es algo que no puedo evitar esa noche, tanta
    emoción y tantas plegarias contenidas.

    Este año esta escena no se repetirá, pero al menos si estaremos en su
    casa, al lado de ellos, contemplando como El Señor carga su cruz con
    amor este Viernes ayudado por Simón de Cirene. Me conforta ver cómo
    una vez al año es ayudado a portar la cruz y recordándonos que es así,
    que debemos cargar con ella y hacerla nuestra también, porque en la
    cruz está siempre la esperanza.

    ¡Volverás a sonar!, y las agrupaciones musicales de la Hermandad se
    volverán a uniformar milimétricamente para deleitar con sones del sello
    de la Fuensanta la mañana mágica, tras los pasos del Señor.

    ¡Volverás a sonar!, y veremos al Señor rompiendo la noche, haciéndose
    más grande que nunca y más humano, más cercano entre nosotros.
    Caminando por sus calles dejando su impronta en Santa Clara, donde
    la luz del día se hace presente. Donde Morón te dice rezando:
    Jesús de la Fuensanta, eres nuestro maestro, Padre no nos olvides.

    ¡Volverás a sonar! Y reviviéremos los momentos junto A la Virgen de Los
    Dolores, contemplando con dulzura su sagrada conversación con San
    Juan, que siempre le acompaña.

    Y la veremos como de vuelta por su barrio muestra su rostro casi
    “churretoso” por las lágrimas que sus costaleros ya le han secado a base
    de chicotás de tremendo cariño. Si cerramos los ojos casi la podemos
    ver de vuelta por la calle Fuensanta a sones de Caridad del Arenal.
    Mientras tanto disfrutemos de un nuevo Viernes Santo, esta vez más
    cerca de las imágenes que nunca, aprovechemos esta oportunidad
    para eso mismo, acercarnos más aún al abrazo de Nuestro Padre Jesús
    Nazareno y a la mirada de María Stma de los Dolores.

    ¡Volverás a sonar! Y debemos estar dispuestos, preparados para volver a
    soñar.

    VÍDEO DE LA SALIDA PROCESIONAL DE 2019

    moroninfo-mar17