Entrevista a Víctor Salas, exfutbolista profesional: «El fútbol me lo ha dado todo»

    Futbolista profesional durante 14 años. Con esa misma edad, pasó de las filas de la U.D. Morón (club que le vio nacer futbolísticamente) a la cantera del Sevilla FC, y posteriormente subió al primer equipo. Allí reconoce haber vivido sus mejores años. Pero también despuntó en equipos como el Almería o el Castellón. Ahora que se ha retirado, su pueblo quiso homenajearle con un premio a su trayectoria deportiva en la pasada Gala del Deporte 2013. Víctor nos abre las puertas de su recién estrenada asesoría deportiva para dejarnos conocer a la persona que hay detrás del futbolista que, hasta hace poco, se colocaba las botas para saltar al terreno de juego.

    Pregunta: Primero que nada, queremos felicitarte por tu premio en la Gala del Deporte, ¿qué ha significado para ti?

    Respuesta: “Es un reconocimiento a toda mi carrera deportiva, y que te lo reconozcan en tu propio pueblo es una sensación que no se puede describir. Me han dado otros galardones a lo largo e n mi carrera, pero éste, por el momento en el que ha llegado, ha supuesto una inyección de alegría, de moral, de satisfacción; que me va a ayudar para que mi carrera en otros ámbitos del deporte siga, y para seguir disfrutando de lo que más me gusta”.

    moroninfo-mar17

    P: En aquella Gala del Deporte, reconociste estar orgulloso de haber llevado el nombre de Morón allí dónde has ido.

    R: “Y es cierto. Cada vez que he jugado en un equipo, los periodistas deportivos me conocían como ‘Víctor, el de Morón’. A mí me enorgullece el hecho de haber sido representante y llevar el nombre de mi pueblo a distintos lugares tanto dentro como fuera de España. Puedo presumir que me siento de Morón, toda mi familia es de aquí y vive aquí. Además, reconozco que siempre he necesitado, en mi carrera deportiva, al menos un día al mes, para ir a Morón y sentirme bien”.

    P: La “fama” te llegó en el Sevilla FC, ¿qué recuerdas de esos años?

    R: “Para mí fueron años de un auténtico fluir. Yo era un chico que tenía 14 años y se fue a jugar al Sevilla. Allí fui progresando hasta que, en el Sevilla B, me presentaron la oportunidad de ir al primer equipo. Jamás había pensado que yo podría debutar en el primer equipo. Mi vida era muy normal: iba a los entrenamientos, estudiaba. En la Universidad, me llegó esa oportunidad, y supe que me tenía que agarrar a ella. Los años que estuve en el Sevilla fueron increíbles: estaba en el club en el que me había formado, tenía a mis amigos y familia cerca, iba a la Universidad. Dicen que el hecho de que te reconozcan siempre influye, pero con sensatez, todo se puede llevar. Recuerdo una anécdota, estando en la Universidad, el primer día después de marcar el gol al Barcelona, al entrar en la clase, todos mis compañeros me aplaudieron y la profesora no sabía qué pasaba. Aún así siempre lo he llevado con mucha naturalidad y he agradecido los gestos que las personas han tenido hacia mí”.

    P: Tu retirada ha sido como tu inicio, en un equipo modesto, ¿por qué en el Coria y por qué ahora?

    R: “Cuando quieres algo de verdad lo tienes que amar de verdad y tener una motivación y si no la tienes pues te engañas a ti mismo. Yo estaría jugando hasta los cuarenta pero tengo que tener motivaciones, no jugar por jugar. Evidentemente, si yo estuviera viviendo en Morón, mi retirada hubiese sido en allí porque no he jugado en el equipo sénior de la U.D. Morón. Me hubiese encantado jugar allí. Pero mis  circunstancias me llevaron a elegir un club más cercano a Sevilla. En la vida hay que tomar decisiones y hay que ser valiente. Por el bien de mi familia, porque había empezado ya a desarrollar mi empresa, por otras facetas como profesor en el curso de entrenadores, o entrenador y preparador físico de la Selección Andaluza, y porque uno no puede estar en siete cosas a la vez, tengo un periodo de transición y ahora pues estoy volcado en esto”

    P: ¿A qué se dedica ahora Víctor Salas?

    R: “Al servicio integral de asesoría deportiva, para diferentes tipos de clientes. Puede ser un futbolista profesional, que quiera conseguir un objetivo,  una persona de la calle que quiera mejorar de una lesión; aquí le hacemos un plan de trabajo desde cinco planos: la medicina deportiva, la fisioterapia, la nutrición, el ‘coaching’ deportivo y el entrenamiento. Con un sistema multidisciplinar, creamos un procedimiento para que esa persona tenga una orientación de cómo debe cumplir sus metas”.

    P: Algo que te haya quedado por conseguir en el terreno futbolístico. ¿Te veremos como entrenador, por ejemplo?

    R: “Cuando me retiro siento que le digo un ‘hasta siempre’ al fútbol, pero ‘nos volveremos a ver en el césped’. Creo que no es el momento ahora mismo de iniciar mi carrera como preparador físico. Ya la he iniciado con las categorías inferiores en la Selección Andaluza, pero serlo de un equipo profesional o ejercer como entrenador no es mi objetivo ahora. A largo plazo sí lo es. Ese objetivo lo voy a buscar y tengo fe en conseguirlo. No es el momento por mi responsabilidad familiar, descansar fines de semana, pasar más tiempo con la familia. Es un reto a largo plazo apetecible e interesante, y me atrae, y cuando lo tenga claro, iré a buscarlo”.

    P: Conoces el trabajo que está haciendo el Club de Fútbol Ciudad de Morón. ¿Realmente es tan importante lo de crear cantera?

    R: “Para mí es fundamental. Con los conocimientos y medios que hay ahora mismo, mucho mejores que hace unos años, creo que es fundamental inculcar valores a esos chavales, que conozcan desde temprana edad una forma de entender el fútbol y, en cierto modo, el deporte y la vida. Pueden aprender valores como la educación, la cooperación, el trabajo en equipo, esfuerzo, superación, saber competir. Es muy bonito utilizar el fútbol como medio de transporte para formar personas. Creo que están haciendo un trabajo estupendo y tienen mi apoyo incondicional”.

    P: ¿Tiene Víctor Salas algún jugador u equipo favorito?

    R: Mi equipo, sin duda, el Sevilla FC. En cuanto a jugadores, yo soy del que juega bien. Los que tienen talento está claro que son los que más me gustan. De pequeño me gustaba Michael Laudrup. Después veía jugar a hombres como Ronaldo, Valerón o Zidane, y también me gustaban. Me gustan perfiles como el de Andrés Iniesta o Xabi Alonso. Ambos reúnen para mí todos los ideales de ‘crack’, futbolista con talento y disciplinado. Eso lo valoro más que los que sabemos que son estrellas, como Cristiano, Messi, o Ibrahimovic.

    P: ¿Qué es lo mejor que te llevas de haber sido futbolista? ¿Te ha enseñando algo el deporte?

    R: “El fútbol me lo ha dado todo. Con el fútbol he crecido, me ha dado unos valores de trabajo, de educación (en complemento a los de mi familia), de respeto, de amar una profesión, de superarme y de tener retos personales, de superar las derrotas y hacerte fuerte, de encontrarte situaciones difíciles en clubes y solventarlas. Sobre todo me llevo la gran cantidad de personas con las que he aprendido, algunas de ellas, amigos personales.

    P: Algún consejo que quieras dar a los jóvenes que se inician en el fútbol ahora.

    R: “Cuando tú le das un consejo a alguien que no tiene la capacidad para asimilarlo, ese consejo no sirve para nada. En mi trabajo con jóvenes he aprendido que debes ser tú quién los incite a ellos a que te pidan consejo. La experiencia te hace verte reflejado y sabes lo que esos chavales sienten en cada momento, por ello, tu mensaje puede llegarle más. A nivel global, les diría que hay que fomentar el talento, educándolo, trabajándolo. Pero no sólo es importante el talento, sino el fluir y divertirse con lo que uno hace, sin presiones. Yo les digo a los chavales de la andaluza que los hemos cogido porque son muy buenos, pero de ser buenos, a ser los mejores, hay una gran diferencia”.

    moroninfo-mar17