Tres goles en trece minutos de la UDM ante la Peña Deportiva Rociera para seguir en la lucha por el ascenso

    Volvía el fútbol a la Primera Andaluza sevillana tras el obligado parón de la semana pasada por las inclemencias meteorológicas que afectó a todas las categorías del fútbol provincial. Visita al Municipal de la Alameda del quinto clasificado, la Peña Deportiva Rociera, en la vigesimosexta jornada de liga, con una Unión Deportiva Morón que buscaba volver a ganar en casa para seguir en la pelea por el ascenso.

    Primeros minutos buenos del equipo visitante que demostró por qué está en los puestos altos de la liga. Equipo que llegó a Morón a ganar y no a especular con el empate. A la UDM le costaba hacer el fútbol conminativo al que está acostumbrado. El conjunto de Dos Hermanas se mostraba superior y lo tuvo todo de cara para ponerse por delante con un penalti claro pitado por el colegiado en el minuto 29, pero que Gordi, ex del Morón CF, mandó a las nubes. Ya al final de la primera parte, un córner cerrado del equipo visitante estuvo a punto de poner el 0-1, pero se llegaría al descanso con tablas en el marcador.

    La UDM salió viva y eso lo pagó el equipo visitante en la segunda parte. En el minuto 62, Rubén Díaz perforaba la portería a centro desde la derecha de Mario y ponía por delante a los rojiblancos. En el 70, Mario se deshizo de su marcador y desde la frontal del área la pone imposible para el guardameta nazareno Rivas. Y ya en el 75, el “killer” Rubén Díaz puso el 3-0 en el marcador para sentenciar el partido y finiquitar el choque.

    Tres goles en trece minutos que valen tres puntos que dejan a la UDM tercera para seguir en la pomada y luchar hasta el final por el ascenso a División de Honor. Próximo partido clave la semana que viene en Tomares, segundo clasificado.

    Foto: Archivo

    Compartir