“Tarde de corte asimétrico de estilo romántico”, por Antonio Velasco

0
368
moroninfo-mar17

Esta Semana Santa ha sido sin duda la Semana Santa del reencuentro. El reencuentro de las tradiciones, de las costumbres, de volver a sentir, o más bien dicho, de redescubrir la propia Semana Santa, ofreciéndose totalmente nueva para nuestros sentidos, tras dos años ausente tal y como la conocíamos.

Y en la tarde del Sábado Santo esa sensación fue la que invadió el ambiente. La sensación de fijarnos en cada detalle, en cada sonido, en cada gesto. Como si fuese una nueva cofradía la que se nos presentaba en su salida procesional, como aquel mes de marzo de 1997, cuando la Hermandad realizaba su primera salida procesional tras su reorganización.

Las siete de la tarde daban cuando retumbó el llamador, estremeciendo a los hermanos que se disponían correctamente formados en el cortejo en el interior de la Iglesia de San Miguel Arcángel. La Ilustre y Fervorosa Hermandad de esclavitud de los sagrados corazones de Jesús y María y cofradía de nazarenos de Ntra. Señora de los Dolores en su Soledad se disponía a realizar su estación de penitencia en este año 2022 celebrando el XXV aniversario de su reorganización.

moroninfo-mar17

En la cruz de guía el toque mágico lo ponía la capilla musical Ars Sacra y un cortejo de elegantes nazarenos, ataviados con hábito negro y blanco, con un espigado capirote que destaca aún mas la seriedad y elegancia, tomaba las calles. Uno de sus tramos lo formaban un grupo de pequeños monaguillos que daban el toque de alegría y llamaba la atención sus caras de formalidad y su comportamiento.

El palio de María Santísima de Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad estrenaba una remodelación de sus bambalinas, que consiguió un sonido especial en el silencio del Templo, al vaivén de los varales.

“La gran Ausente” como se le llegó a conocer a la Virgen en aquellos años antes de su reorganización lucía como nunca. Destacaba su belleza engalanada con su rico manto bordado, recientemente restaurado, así como también el puñal que lucia en su pecho. Otro de los detalles que la enriquecía aún más era una corona de espinas que portaba en su mano.

Salió el palio a la calle y sonaba magistral por la Banda Municipal de Morón la marcha “Soledad dame la Mano”, elegante marcha que su propio nombre te dice, dame tu mano y vamos de paseo. Y eso mismo es lo que sucedió, un paseo de la Soledad por las calles, para ir a visitar los tres conventos donde sus madrinas la esperaban con entusiasmo.

La tarde calurosa del Sábado Santo se envolvió de la magia y la impronta que esta Hermandad, presenta. Uno de los momentos especiales fue la calle de Las Morenas, cuando el palio se detuvo en la puerta de una familia donde uno de sus hermanos ya realiza su estación de penitencia cogido de la mano de la Virgen.

Los sones de la Banda Municipal de Morón con su rico repertorio propiciaban a ello, con marchas como “Amarguras” en la calle Juan de Palma, o “Margot” en la carrera. El grupo de monaguillos no perdió en ningún momento su compostura, dejando imágenes alegres y entrañables como la de dar caramelos y estampitas a las niñas de las hermanas de la Cruz en la plaza de la Victoria.

La noche se hizo en Morón y la candelería del paso lucia totalmente encendida, aunque era la propia Virgen con su belleza la que se encargaba de dar luz.

Llegaba el cortejo a la calle San Miguel y sonaba la marcha “Madrugá” y con un enorme esfuerzo sus costaleros llevaban a la Virgen a casi la puerta del templo, el calor no pudo romper esa tradición de estos valientes.

Se giró el palio 360 grados para hacer su entrada en el templo, sonando la marcha “Ave María”, de Caccini, interpretada con voces angelicales.

Entró el palio en la oscuridad del Templo, en la penumbra de la noche donde para los cristianos esperamos la resurrección del Señor, siendo Ella la única luz que nos alumbra, siendo nuestra guía en estos momentos.

Se quedaba la “Dama del diecinueve elegantemente enlutada” en su templo y con ello se daba fin a la estación de penitencia, en la tarde de corte asimétrico de estilo romántico, y con ella el broche de oro de una Semana Santa del reencuentro con los sentidos.

moroninfo-mar17