Sin presiones, pero sin relajación ante Ávila para el Aceitunas Fragata Morón

    Al término del partido de la semana pasada contra Agustinos Eras, Javi Marín, capitán del Aceitunas Fragata Morón, aseguraba que, aunque el objetivo se ha cumplido con dos jornadas de antelación (la clasificación para play-off de ascenso a LEB Oro), el equipo no se va a relajar. Todavía queda por averiguar en qué puesto terminará la temporada regular el equipo, que aún opta a tener el factor cancha. Para eso, la victoria en los dos partidos que quedan es imperativa. Sería un error pensar que el trabajo ya está hecho, pero también sería equívoco obsesionarse con la clasificación.

    Con esas en mente viaja Aceitunas Fragata Morón a una cancha que no se le da bien: la de Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar, donde no ha ganado todavía. Un partido complicado el de este fin de semana, contra un rival que ha hecho una excelente segunda vuelta, aupándose a los puestos altos de la clasificación. Pero llegan mermados a este final de fase regular, acumulando varias bajas, que aumentaron el pasado fin de semana contra Granada. Entre otros, destacan las lesiones de sus picos de altura, por arriba y por abajo: De Santana y Cazorla. No son bajas definitivas, pero tampoco llegarían en sus mejores condiciones. Para los intereses de Morón, es algo positivo, porque ya en la ida pudimos comprobar la enorme calidad de estos jugadores, especialmente del base Cazorla. Un playmaker muy inteligente, con gran manejo del balón y con gran lectura del juego (la prueba está en que, con su metro setenta y cinco, es de los máximos reboteadores del conjunto). Bajas importantes para Sergio Jiménez, que necesita la victoria contra Morón, sobre todo para evitar un hipotético empate en la tabla que favorecería a nuestro equipo, por el average.

    Ese es uno de los principales puntos a favor del equipo de Rafa Rufián, que llega a este tramo final de la temporada en un gran estado de forma. Los jugadores han podido funcionar bien sin Cheick Conde, y bastaba un partido como el último en casa para que esto llegase al gran público. Las cosas funcionan, el equipo está fresco y algunos faltos de confianza empiezan a creer de verdad en su potencial. La ventaja de estos dos partidos es que esa línea puede seguir siendo ascendente. También para probar cosas nuevas o corregir errores de cara a los play-off. Pero, sobre todo, para seguir disfrutando de esta temporada antes de la traca final.

    El partido, como toda la jornada, será a las 20:00 horas, en el Carlos Sastre de Ávila. Se podrá seguir a través del Canal FEB o por la página web del club.

    Fuente/foto: Juan Luis Mármol/Adrián Castillo

    Compartir