Segunda derrota en casa del Club Baloncesto Morón

    SONY DSC

    El Club Baloncesto Morón perdió su segundo partido en casa contra un Igualatorio Cantabria Estela, que aprovechó el desconcierto absoluto que el arbitraje causó en el equipo moronense en el tercer cuarto. Hasta ese momento había sido un partidazo, de poder a poder entre dos equipos que querían jugar sus cartas y que, finalmente, acabó por decantarse de los visitantes. Gran respuesta del equipo en el último cuarto, pero que no fue suficiente para poder dejar la victoria en el Pabellón en este inicio de segunda vuelta de la primera fase de la LEB Plata.

    La primera parte fue de quilates. Magnífico espectáculo baloncestístico que estaban ofreciendo los dos equipos, muy enchufados, con ganas de demostrar su mejor baloncesto. Cada uno con sus armas, contrarrestando los puntos fuertes del rival. Estaba claro que Igualatorio Cantabria Estela iba a tener muchas papeletas para ganar la batalla por el rebote, gracias a su mayor altura, pero el Club Baloncesto Morón pudo soportar esa lucha y, en ciertas fases, ganarla. Además, salió muy ladrón el equipo moronense, con Guille Corrales atento a cualquier trayectoria de balón, haciendo oposiciones para salir en La Casa de Papel. Se encontraba cómodo el equipo jugando rápido y haciendo sufrir a Igualatorio Cantabria Estela, que se iba por debajo en el marcador al final de los primeros 10 minutos. 21-13.

    moroninfo-mar17

    En el segundo cuarto, el equipo cántabro respondió con solvencia, aprovechando el gran momento de Harold Cazorla, un dolor de cabeza terrible cada vez que viene al Pabellón Alameda, y de los grandes del equipo. Kenan Karahodzic y Adam Dieball (de los mejores del equipo en la primera parte) protagonizaban bonitas peleas en la pintura y los locos bajitos subían el ritmo durante gran parte del segundo cuarto. Pero los de Morón consiguieron apagar los atisbos de remontada del Igualatorio Cantabria Estela para aumentar la ventaja de nuevo a cotas superiores a los diez de diferencia. La gran defensa e intensidad del equipo posibilitaban eso, pero el equipo de Santander se encontró un empujoncito en forma de antideportiva más técnica para evitar una mayor distancia en el marcador para el final de la primera parte. 35-27.

    El tercer cuarto fue de 7-27. ¿Por qué? Antideportiva para empezar. Expulsión de Balsa Dragovic, todavía por aclarar. Diferencia de criterio a la hora de medir los contactos. No es cuestión de justificar el mal tercer cuarto para explicar el parcial, pero ha sido muy diferencial. Y, evidentemente, Igualatorio Cantabria Estela aprovechó muchísimo este descontrol en el que el Club Baloncesto Morón se salió del partido. Harold Cazorla impuso su ley (descomunal el partido del base venezolano, llegando al doble doble, pero no a base de asistencias: REBOTES. 14 puntos y 11 rebotes) asociándose con el MVP del partido, Javi Lucas, que rompieron muchísimo la moral de Morón y dejaron el marcador en un +12 para Igualatorio Cantabria Estela. 42-54.

    En el último periodo, el Club Baloncesto Morón tuvo una reacción ejemplar. Tras un intercambio de golpes espectacular entre los dos equipos (perdón por abusar de “espectacular”, pero si encontráis otro calificativo mejor…), la defensa volvió a las cotas de la primera parte, en la que el equipo de Antonio López fue superior. Con ese espíritu, a falta de 5 minutos recortó la amplia ventaja de Igualatorio Cantabria Estela a solo 1 punto de diferencia. Pero David Mangas volvió a meter toda la carne en el asador, e imponiendo los centímetros y la gran experiencia de sus jugadores, terminó de cerrar este partido para poder seguir sumando victorias en esta campaña 2019/2020 de la LEB Plata.

    La semana que viene nos toca derbi andaluz a domicilio contra Enerdrink UDEA Algeciras.

    Fuente/foto: CB Morón

    moroninfo-mar17
    Compartir