Según Ecologistas, el Alcalde de Morón vuelve a desobedecer a un Juzgado de Sevilla para facilitar la reapertura de la cantera Esparteros

    Ecologistas en Acción ha remitido un comunicado de prensa en el que informan de que “en septiembre de este año el Alcalde de Morón de la Frontera, Juan Manuel Rodríguez, firmaba una prueba judicial para el Juzgado de lo contencioso administrativo nº1 de Sevilla en la que en respuesta a la cantera RSA nº79 Esparteros (situada en el extremo este de la Sierra de Esparteros, detrás de la Venta de Espartero), aseguraba que “no es posible identificar dicha cantera, pues no se aporta planimetría concreta de la cantera que permita averiguar la calificación urbanística de los terrenos afectados”.

    En este sentido, el texto explica que, “tras ese informe fraudulento, el referido Juzgado realizó el 5 de noviembre un nuevo requerimiento al Ayuntamiento, aportándole esta vez un plano de explotación de la cantera y una cédula urbanística firmada por el propio Alcalde en 2012, donde se informaba de que las actividades extractivas están prohibidas en ese tipo de Suelo no Urbanizable de Especial Protección, y se le pide al Ayuntamiento que certifique si existe o no existe licencia municipal otorgada para esa cantera RSA nº79 Esparteros, y al arquitecto municipal para que “elabore informe pronunciándose sobre la compatibilidad urbanística de la cantera RSA 79 ESPARTEROS con la normativa urbanística vigente de Morón de la Frontera, realizado en base al PLANO 3 PLANTA DE EXPLOTACIÓN de ENERO de 2016”.

    moroninfo-mar17

    Así, “transcurrido mes y medio desde ese requerimiento, el Alcalde de Morón no ha contestado al Juzgado, por lo que con fecha 19 de diciembre el Juzgado ha tenido que remitir un nuevo recordatorio al Ayuntamiento”. A este respecto, el comunicado aclara que “los informes requeridos son esenciales y urgentes porque para el 16 de enero de 2020 está citado a declarar ante el Juzgado, entre otros, el arquitecto municipal para pronunciarse sobre la incompatibilidad urbanística de esa cantera que la empresa Lalo Siles S.L está empeñada en reabrir, junto con un representante legal de la empresa ANCASA que también apoya la reapertura y destrucción de la Sierra de Esparteros”.

    Es por ello que desde Ecologistas aseguran que “de nuevo, el Alcalde, como ya quedó demostrado con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que ha anulado la prórroga de 30 años de la macrocantera SIDEMOSA, oculta información urbanística imprescindible para la conservación de la Sierra de Esparteros, favoreciendo su destrucción con su silencio cómplice”.

    Según recuerda la organización, “este nuevo recurso lo inició la empresa Lalo Siles S.L. en mayo de 2018 para intentar revocar un informe negativo del Departamento de Minas de la Junta de Andalucía que le impide usar explosivos en esa cantera, atendiendo a las alegaciones presentadas por tres familias que viven cerca de la cantera, una de ellas a escasos 150 metros de la cantera. El 16 de marzo de 2016 el Departamento de Minas acordó “no aprobar el Plan de Labores de 2016” vistas las alegaciones presentadas “en las que los vecinos manifiestan su negativa a desalojar sus viviendas” y “teniendo en cuenta que por la cercanía de las viviendas no resulta posible garantizar la seguridad de las personas que habitan en ellas”. Tampoco se han autorizado posteriormente los Planes de Labores de 2017, 2018 y 2019”.

    De este modo, “tanto las tres familias afectadas como Ecologistas en Acción se han personado en el recurso, y han podido comprobar en el expediente de la Junta de Andalucía que, además de la imposibilidad del uso de explosivos, la cantera es totalmente ilegal. Ni ha obtenido nunca una DIA (Declaración de Impacto Ambiental) favorable ni nunca obtuvo la autorización minera inicial que exige la Ley de Minas”.

    Sin embargo, “parece que la cantera tiene una licencia de reapertura municipal ilegal del año 2000 otorgada por el exalcalde socialista José Párraga Mendoza, quien según consta en un informe que la Guardia Civil ha aportado al Juzgado, le vende los explosivos a través de su empresa Explosur”.

    Por todo ello, y según concluye el comunicado, “resulta totalmente inverosímil que el Ayuntamiento no pueda identificar una cantera muy visible y conocida por todos los habitantes de Morón de la Frontera, y más cuando el consistorio posee en archivo todos los expedientes de la licencia otorgada en el año 2000”.

    moroninfo-mar17
    Compartir