“Qué está pasando (What’s going on)”, por Antonio R. Ramírez Albarreal

    Suena «What’s going on», un himno que desde adolescente me ha hecho pensar, moverme y crecer para mejorarme, que me conmovió y aun me conmueve para mejorar parte del mundo que me ha tocado vivir, para devolver a la sociedad, a los demás, a la aldea que educa (como diría José Antonio Marina) aquello en lo que crecí y he aprendido. Acabo de hablar con Esther y me da la oportunidad de volver a este espacio. Y no lo dudo, vuelvo.

    En mi última columna, hace casi un año, recuerdo haber escrito sobre el desapego: esa capacidad que nos hace avanzar en la manera en la que no nos atamos a casi nada y estamos sujetos a cambios.

    moroninfo-mar17

    Y, de nuevo, uno de esos cambios me trae a casa. Vuelvo con una experiencia enorme a la espalda, favoreciendo los derechos de la Infancia, trabajando en un barrio con necesidades especiales de transformación social, en un trabajo ingente con menores sin recursos educativos con problemáticas educativas, sociales y familiares. Y, a la vez, otro en la misma zona, donde se ha comenzado a «reconocer a los niños y niñas como actores sociales de cambio, con opinión y voz propia, que impone a los Estados, como garantes de esos derechos, la obligación de promover la participación de las personas menores de 18 años en todos los ámbitos que les afecta”. Es decir, la creación de un foro de participación para los niveles de primaria y secundaria que activamente formarían parte de las decisiones que se tomarían en el distrito.

    Y es curioso porque estas dos acciones marcan bastante o, mejor dicho, remarcan bastante la forma en la que me propuse cambiar mi mundo más cercano: desde y con lo pequeño, dándoles las herramientas necesarias para ellos puedan ejercerlos -sobre todo sus derechos- según sus necesidades.

    ¡Ah! Que por qué a pesar de un trabajo en el que he disfrutado muchísimo estoy en casa…fácil. A pesar de la recuperación que tanto nos venden siguen recortando, en lo social, en educación, en sanidad, justicia… y me da igual el color del gobierno, porque se sigue perjudicando al más débil, al que menos opciones tiene, y es la misma administración pública la que debería poner freno a las distintas situaciones que durante estos años he visto…pero la realidad no es así…os la iré desglosando en estos meses.

    Y vuelvo con ganas de responderle a algún que otro «cuñao» que con tanta crispación y tanta noticia falsa no duda en «aportar» su genialidad. Al que repite como un loro sin saber de dónde ha salido eso que está diciendo o al que comparte en redes o en una conversación cualquier publicación racista, xenófoba o aporofóbica y otras tantas que a diario oímos, porque no merece la pena escucharlas, y vemos en las redes.

    Vuelvo, también, casi por necesidad creativa, para mantener en forma esa (esta) palabra que no cesa que promete salirse de las triplesuvesdobles para arroparse en hojas y versos.

    Poco más, espero que durante estos meses disfrutemos, compartamos ideas. Espero también que al menos, una vez, con alguna frase o alguna columna os despierte una mirada crítica sobre el mundo que nos ha tocado vivir, que fue y sigue siendo mi primer y único objetivo, lo demás lo ponéis vosotros.

    moroninfo-mar17
    Compartir