“Paquito”, todos coinciden en su grandeza

    Han pasado ya casi cuatro décadas desde que el moronense Francisco Fernández “Paquito” se iniciase con tan solo 12 años en el mundo del atletismo. Lo hizo formando parte de un incipiente Club Deportivo Arunci y de la mano de sus compañeros de fatiga, Manuel Jiménez Panal, Juan Román Sánchez o Juan Carlos Nieto. Precisamente, sus amigos de siempre han organizado con motivo de la XXXVI edición de la media maratón la Cal y el Olivo que se disputará este año con salida desde morón y llegada a Arahal un sencillo homenaje a su persona, consistente en una meta volante especial ubicada en el kilómetro 10 de carrera y donde se premiarán a los mejores corredores locales masculinos y femeninos de Morón con un lote de productos gourmet donados por la empresa local Ángel Camacho.

    moroninfo-mar17

    Francisco, tras cumplir el servicio militar obligatorio, desarrolló un problema de salud que le hacía más recomendable que nunca seguir practicando deporte. Entonces, incondicionales suyos de entrenamientos y carreras como Juan Diego Mata, Pedro Aranda, Gabriel Mariscal y otros muchos, le ayudaron a recuperar el ánimo y la condición física necesaria para volver a su afición preferida. Siempre supo que no era un competidor de un nivel extraordinario, pero lo asumía con la humidad de aquellos que conocen perfectamente sus limitaciones físicas y prefieren conceptos tan importantes como el compañerismo o la amistad, a las visitas frecuentes al podio. “El deporte me ha dado cosas que ninguna otra  circunstancia de vida ha podido hacerlo, me ha dado fuerzas para seguir adelante cada día. Quiero agradecer a todos mis amigos el apoyo que me brindaron y no olvidaré nunca cada uno de los momentos de convivencia y disfrute que hemos compartido juntos”, recuerda emocionado el veterano corredor de la Ciudad del Gallo.

    La Cal y el Olivo también son estas historias que reconocen la condición humana de participantes que no suelen ser protagonistas de los primeros puestos en la clasificación general. Por eso, esta carrera sigue teniendo algo especial que la hace diferente a muchas. El próximo domingo 31 de marzo todos y todas volverán a ganar en la Cal y el Olivo, independientemente de cuando paren el cronómetro en su entrada a meta.

    Fuente y Fotos: Justo Rodríguez

    Compartir