OPINIÓN_ La Lupa. “Los besos que no doy”, por Mila Guerrero

    En lugar de correr hacia los centros de abastecimiento y hacer acopio de víveres y elementos de supervivencia para encierros, hace una semana hice propósito de almacenar serenidades: grandes cantidades de sentido común, toda la calma de pude encontrarme dentro, y unas miles de dosis de paciencia, de esa que no siempre tengo tan a mano como me gustaría.

    Maniatada con las ligaduras del miedo, como todo hijo de vecino, asisto con estupor a la evolución de un mal oscuro y silente, un enemigo incierto y cambiante del que a diario tenemos parte de guerra, imágenes de trincheras, llantos de impotencia y muerte. Y rezo mucho al mío, y a todos los dioses de cualquiera, para que se confabulen todas las energías, tanto terrestres como cósmicas, pronto podamos regresar a nuestras vidas, y que, aunque ya no seamos los mismos, al menos tengamos a dónde volver.

    moroninfo-mar17

    Me cuido de no ver o leer demasiadas noticias, salvo las oficiales e imprescindibles, y trabajo, porque con ello tengo la sensación de seguridad de que algo, aunque sea pequeño, sigue funcionando, y que con ello contribuyo a que otros puedan seguir desarrollando una labor necesaria.  Y salgo al balcón a que los demás vean que no me da vergüenza dar los aplausos que, a diario, y antes de toda esta locura, ya daba con mi comportamiento cívico y admiración a todos esos profesionales abnegados y dedicados que cuidan de que nuestro mundo siga funcionando.

    Me rio, y mucho, con las ocurrencias y chistes de este pueblo legendario y maltratado por la historia, donde cada golpe, cada guerra, cada adversidad es combatida con las armas poderosas de la resistencia y el humor por bandera, la única fórmula más que probada para sobrevivir en este jodido mundo.

    Y también sufro, y lamento todos los ojos que no puedo ver, las manos sin apretar, las palabras que solo puedo oír en la distancia, las pieles sin tocar, los abrazos vacíos, los besos que no doy: esos, con los que he tejido un cesto de esperanza

    moroninfo-mar17
    Compartir