OPINIÓN_ Cabañuelas. “22 de agosto (10º de las retorneras: marzo”, por Juan José García López

Debido a su vulnerabilidad atmosférica, el mes de marzo no goza de las  simpatías de los agricultores, pues lo mismo trae un día tan  caluroso que lo quema todo: (marzo, marzo, como te pille de alzo), que levanta horrorosas tormentas y riadas. Que se lleva todo lo que pille por delante:  hasta coches y vacas he visto yo flotar. Y todo sin avisar. En algunos lugares ni lo mientan: enero, febrero, “el otro” y abril –dicen que dicen-. A mí me contaron que en un pueblo de la provincia de Sevilla, siendo semana santa, por la madrugá fue que un labriego le cantó al Nazareno una saeta. Nada más atravesar el Señor la puerta de San Eutropio, aquello, más que una saeta fue un reproche. Decía el cantar: “¿Tienes valor de salir / con lo que mandaste en marzo  / que se llevó ´to´ el maíz / y la mitad los garbanzos?” Y como estamos tratando de cabañuelas y meteorología, para compensar la opinión que se tiene de este mes digamos ¡Bien por ellas! Porque en marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, así que para todas y  cada una de ellas, una frase, salida de la poesía, que precisamente cultivaron los donceles del lugar: “Gracias, gracias a todas y cada una de las mujeres, por dotar de belleza al mundo”.

moroninfo-mar17