OPINIÓN. MORÓN OPINA_ “Con las vergüenzas al aire”, por Pedro Parreño

    Marzo de 2020. Llegan noticias desde China de la irrupción de una pandemia de consecuencias desconocidas.

    En España como en otros países europeos se comenta con cierto escepticismo la noticia, hasta que comienzan a aparecer casos de contagios múltiples y la noticia comienza a hacerse viral. Los distintos gobiernos comienzan a preocuparse por el tema y, tímidamente, comienzan a tomarse medidas preventivas hasta que, sobre mediados de mes, la alarma se instala con fuerza en muchos países, con Italia como abanderada de estas medidas. El resto, con temor a algo desconocido, siguen dubitativamente la adopción de medidas que están adoptando los italianos. El resto es conocido ya por todos, un tsunami que nos lleva a recluirnos en nuestras casas por tiempo indeterminado (vamos ya por siete semanas), a muchísimas muertes a nivel mundial que los medios nos retransmiten a diario y a una situación cuyo final es desconocido.

    Esta reclusión nos hace tener tiempo suficiente para reflexionar sobre nuestras vidas, nuestros sueños, nuestros políticos, nuestras necesidades, nuestro futuro como seres humanos, en fin, muchas reflexiones que nos van dejando cosas muy claras.

    moroninfo-mar17

    A mí, españolito de a pie, también me ha dejado muchas cosas claras, comenzando por la fragilidad en la que vivimos, pues de la noche a la mañana han cambiado tantas cosas… y parto de que soy consciente de que hay muchos lugares en el mundo en que esta fragilidad está instalada desde tiempo inmemorial en las personas que allí viven, vidas con la desgracia grabada permanentemente en sus historias hasta el final.

    En España, con el “estado del bienestar” tan aireado por la clase política, los medios de comunicación, etc., nos damos de bruces con que descubrimos de repente que también somos frágiles, y que ha bastado un bichito microscópico para restregárnoslo por la cara. ¿Cuántos españoles se han quedado de piedra al descubrir que no disponen de reserva alguna para llegar a mañana? ¿Cuántos han tenido que acudir a comedores sociales para el sustento mínimo que se necesita para seguir viviendo? ¿Y cuántos han descubierto que hay personas solidarias, que existían y no lo sabíamos, que nos han ayudado ante este imprevisto? Y de lo contrario, que existen personas que aún en estas circunstancias, están dispuestas a hacer negocio con esta situación, exprimiendo la vulnerabilidad de los débiles.

    Pero lo peor, para mí, es que este bichito nos ha dejado con las vergüenzas al aire como país, pues ha quedado claro que la pandemia nos ha obligado a cerrar la principal fuente de ingresos, España es un país que vive en función de si nos visitan o no millones de turistas anualmente, nuestro oficio, camareros del resto del mundo. No existen industrias ni para fabricar las mascarillas o los respiradores que se han necesitado y que hemos tenido que acudir a mercados internacionales para cubrir estas necesidades.

    ¿Quién nos ha colocado en esta posición? Pues entre todos la mataron y ella sola se murió. En primer lugar, gobiernos que en los últimos cuarenta años solo pensaron en el beneficio exprés y llenar estómagos agradecidos, pero no olvidemos que estos gobiernos fueron elegidos por los españoles, con lo cual somos colaboradores y responsables directos de esta situación. ¿Cuando se cerraron industrias, cuando se privatizaron otras, cuando los recortes, cuando hubo reivindicaciones de trabajadores, cuando hubo desahucios, dónde estaba nuestro apoyo, nuestra solidaridad?

    Y de todo esto resulta que si no podemos, por lógica prudencia vital, realizar fiestas, abrir playas, hoteles, chiringuitos, campos de fútbol, etc., etc., nuestra magnífica economía de “estado del bienestar” se nos va al carajo, porque ya no vienen turistas a que les sirvamos copas ni a que se lo pasen bien con nuestras tradiciones y nuestro ángel, y nos damos cuenta que somos frágiles, muy frágiles y con nuestras vergüenzas al aire.

    – moroninformacion.es no se hace responsables de las opiniones vertidas por colaboradores y ciudadanos ajenos a esta redacción. Si desea participar en la sección “Cartas al director” puede ponerse en contacto con nosotros en el email “contacto@moroninformacion.es” donde les informaremos sobre cómo puede hacerlo –

    moroninfo-mar17
    Compartir