OPINIÓN. Mecánica para todos_ “Las pastillas de freno”, por Daniel Zambrana

¿Cada cuánto debemos cambiar las pastillas de freno? Pues bueno se fija un tiempo regular para su sustitución. Variará en función del tipo de conducción que tengamos. Normalmente la conducción por ciudad las desgasta más rápidamente que por carretera. En los coches modernos solemos tener indicador en el cuadro de instrumentos que nos avisa de que el estado de las mismas ya hacen peligrar nuestra conducción y que debemos sustituirlas.

Antes las pastillas, en lugar de sensor eléctrico, poseían una chapa de acero que al rozar con el disco provocaban un sonido incómodo de roce entre dos metales, y ya con anterioridad a este sistema en coches más antiguos aún se sustituirán cuando las pastillas ya no tenían ferroso y el soporte del mismo rozaba con el disco provocando daños importantes en el mismo. Otra manera de verlas, si poseemos llanta de aluminio, es a través de los radios; y si no cuando dejemos el coche en el taller que no las vean si no queremos quitar nosotros las ruedas para verlas.

Una vez que se sustituyen hay que sustituir el juego completo de un mismo eje, o sea de dos ruedas, ya sean las delanteras o las traseras. Una vez se desmonte el sistema observaremos también el desgaste de los discos. Es frecuente que encontrarnos con desgaste en los mismos. Ya en función a ese desgaste analizaremos si los mantenemos o sustituimos. En vehículos con freno de estacionamiento eléctrico, éste sistema actúa sobre las ruedas traseras haciendo necesario el uso de una máquina de diagnosis para su sustitución ya que es necesario calibrar el sistema una vez sustituidas. En los coches más antiguos los frenos traseros eran de tambor. Los mismos también requieren de mantenimiento, ya que en lugar de pastillas posean zapatas. También incorporan una zona de rozamiento descartable o ferodo que hace necesaria su sustitución en caso de desgaste, y en lugar de disco poseían el tambor, una pieza algo más dura que los discos que incluyen la posibilidad de sustituir, mantener o hornear según su estado.

moroninfo-mar17

Es primordial que el líquido de frenos sea correcto. En caso de que el nivel haya bajado indicaría dos posibles causas. La primera, que las pastillas ya estén muy gastadas. La segunda, que tengamos una fuga de líquido, algo muy, pero que muy peligroso ya que podría provocar que nuestro vehículo no frenase.

Este líquido también es conveniente sustituirlo regularmente, ya que con el tiempo este fluido pierde sus propiedades. La frecuencia de sustitución la fija el fabricante, pero para su sustitución es necesario que lo realice personal cualificado, ya que jugamos con un elemento de seguridad activa muy importante para nosotros.

moroninfo-mar17