OPINIÓN. La palabra que no cesa_ “The MisEducation”, por Antonio R. Ramírez Albarreal

    0
    3
    moroninfo-mar17

    Este juego de palabras en inglés, que además es el título de uno de mis discos favoritos (La Educación perdida​), podría dar nombre a lo que siento que pasa en este país desde hace décadas con la Educación. Se han ido perdiendo oportunidades y parcheando, como si de una carretera en mal estado se tratase, desde el principio de los tiempos.

    No revisaré este parcheado, no soy un inspector de carreteras. Lo que si soy, de momento (​nothing last forever​), es un simple maestro y estudiante de oposiciones, como tal, me indigna ver pasar las leyes educativas y que ​ningún gobierno​ haga los pasos necesarios para una necesaria Calidad en la Enseñanza (no confundir con lo que vendía la ​LOMCE​).

    Porque siguen pasando del alumnado, por mucho que se escriba en las leyes, sigue sin
    promoverse por convencimiento la actitud crítica, la actitud responsable, la curiosidad, el interés, la búsqueda, la creatividad, el sentido emocional, la paz, el respeto, el sentido
    espiritual. Sigue siendo el objetivo la búsqueda de una pieza más del engranaje y no dar
    dignidad al menor, implementar los derechos del menor, hacerlo realmente, centro del Sistema Educativo.

    moroninfo-mar17

    Estoy cansado de leyes educativas que deroguen las anteriores, ese juego de niños es
    demasiado aburrido para cualquiera que quiera un país con un nivel educativo decente. Me cansa que las reivindicaciones históricas de las docentes (desde Infantil a Secundaria, pasando por la Formación Profesional, la Especial y la Universitaria) sigan en el saco de “ya vendrán” mientras siguen pasando leyes sin aportar nada nuevo.

    La problemática es compleja, pero ese es el reto que nadie quiere asumir. Parchear y derogar, insisto, es la mentira fácil de quien sólo toca unos párrafos de una ley a otra para 15 minutos de aplausos y otra generación perdida, sería noticia si fuera por esta nueva ley, pero por desgracia viene siendo la norma gobierno tras gobierno, y si hay cambio en unos años, este artículo seguirá teniendo la vigencia del eterno retorno nietzscheano.

    Esta ley tampoco me hace saltar de alegría, llevo varias semanas leyendo artículos de un lado y de otro, y los de la ley también, y el páramo educativo cada vez se hace mayor, sigue sin cambiar nada desde la LOGSE, allá por los ‘90, ¿se acuerdan?. Nada en la ratio, nada en la mejora de los docentes, ni en la de los interinos. Porque sigue sin haber mayor presupuesto para Educación, que lastra a todo lo demás, y eso debería unir a naranjas y verdes, sí, es cierto, hay distancias complicadas de salvar, pero es necesario un mayor presupuesto para afrontar ​verdaderas reformas, ​sino verdaderas, al menos más reales y desde abajo, teniendo en cuenta a los que cada día disfrutan en las aulas a pesar de las dificultades. Mayor presupuesto para atender a todos, sea cual sea su situación, con un equipo que pueda atender las Necesidades educativas del alumnado, inclusión de otro docente en el aula o más aulas para tener grupos pequeños personalizando casi el proceso, educadores sociales, enfermeros, trabajadores sociales, al menos en el 80% de los centros, con todos los medios necesarios, para formar a unos docentes que puedan educar sabiendo que la mentalidad industrial y fordiana debe ir desapareciendo, cambiando las metodologías, los paradigmas, asumiendo sin miedo la teoría de Bruner y Gardner, aumentado los espacios a las Humanidades, al arte, a la lectura, al consenso y la asamblea de clase y centro, aumentando el gobierno de los centros.

    Pero no va a pasar, siempre ha sido el gasto educativo, y no la inversión educativa. Por algo será.

    Pero no va a pasar, a quién le importa que un menor entienda lo que pasa en el mundo que le rodea.

    Pero no va a pasar, seguiré sin estar de acuerdo con ninguno y lo asumo, en el fondo, vuelvo a estar equivocado, tampoco es tan importante ser docente hoy en día.

    moroninfo-mar17