OPINIÓN. LA PALABRA QUE NO CESA_ “Risoterapia”, por Antonio R. Ramírez Albarreal

    «La risa es un invento diabólico, que deforma las facciones y hace que los hombres parezcan monos» Jorge de Burgos. «El nombre de la Rosa»

    Insisto, sigo insistiendo, en la idea de compartir alguna que otra reflexión sobre detalles inútiles que hacen la vida un poco mejor.

    moroninfo-mar17

    No sé si conocerán el fragmento que encabeza este artículo, pero le pongo en contexto: Guillermo de Baskerville y Adso de Melk se encuentran en una abadía benedictina para resolver unas misteriosas muertes, nos encontramos en el S XIV, en mitad de un mundo medieval. El cristianismo todavía no esta definido por lo que existen multitud de herejías.

    A medida que se desenmaraña el libro vemos como todo comienza a partir de un fascículo perdido de la *Poética* de Aristoteles, el segundo, dedicado a la comedia.

    Y es aquí donde quiero pararme, la risa, el humor, siempre ha sido censurado. En el libro de Umberto Eco, recreando el mundo medieval, nos acerca, mientras nos aleja en el tiempo, una censura visible y que en los últimos tiempos comienza de nuevo a despuntar.

    El humor, la ironía, el mimo, siempre han sido un quebradero de cabeza para las élites, es de sobra conocida la comedia de Aristófanes de «Las Nubes», donde el comediante se jacta de los sofistas y todo lo relacionado con la filosofía, que durante el S. V aC, eran considerados megaestrellas en la polis, al nivel de los grandes héroes olímpicos.

    A los ciudadanos, a los de a pie, a los de siempre, nos queda el humor. Ante un mundo que nos aprieta, donde cada vez hay más ricos, donde todo es cada vez más mordaza, se nos niega el humor, la comedia, la risa critica, esa risa que nos igualaba a los monos como decía el abad Jorge en el libro de Umberto Eco.

    Porque no hay que mirar mucho atrás para recordar momentos en los que a algún humorista se le ha censurado o al menos intimidado. No voy a repasar ni a hacer lista pero si repasamos rápido, alguna que otra nos viene.

     Y todavía no he entrado en lo neurológico, en lo beneficioso de la risa, de la carcajada. Ya no sólo en lo individual. La importancia de la risa como elemento socializador, como elemento a abrirnos a otros, como elemento para empezar a comprender a los desconocidos.

     En definitiva, en estos momentos de tensión, de caras largas, de crispación, no hay nada mejor que la risa sanadora, que una larga sesión de risoterapia con amigos, que una risotada irónica ante lo establecido y sobre todo, y ante lo que se nos viene encima, una risa subversiva, una risa crítica. Como en el libro de Eco, la risa volverá a ser algo secreto, algo que haga a los humoristas esforzarse porque la mordaza crecerá, como viene creciendo en todo el mundo.

     Decía que la risa nos abre a otros, nos ayuda a derrumbar muros indignos, nos muestra tal y como somos. Y ahí radica su importancia, somos porque somos con los demás y la risa, la carcajada, el reírnos como los monos de los problemas es lo que nos hace más humanos.

    moroninfo-mar17
    Compartir