OPINIÓN. La palabra que no cesa_ “Lo urgente y lo necesario”, por Antonio R. Ramírez Albarreal

    moroninfo-mar17

    Desconozco si alguna vez han viajado en el metro de Sevilla desde Plaza de Cuba hasta la estación de Cocheras. De primeras, la sensación es la de llegar a una ciudad totalmente distinta. Como todo el recorrido transcurre a cientos de metros bajo el nivel del suelo, no se aprecia el cambio que sufre la piel y el asfalto hasta llegar allí. Pero si ese mismo trayecto se hace andando o en bus, saliendo desde Plaza Nueva o desde Los Arcos y llegando hasta el barrio de Amate o El Barrio de la Música, comprenderán los distintos niveles en los que se mueve una de las ciudades más turísticas del mundo.

    Hablo de esta realidad como podría hablar de otra similar en Huelva capital, realidades que conozco y he vivido. Pero no es algo puntual, sino que esta situación se repite en muchísimas otras ciudades, tanto andaluzas como del resto de España. En varios estudios realizados entre el verano del año pasado y lo que llevamos de este (Observatorio Social de La Caixa, Save The Children, INE…), se apunta que el riesgo de pobreza infantil sube casi al 48%. Como diría el ex presidente Rajoy: “no es un número menor”.

    A esto se une el alto absentismo entre los últimos niveles de Primaria y los primeros de Secundaria, lo que va en paralelo (y es consecuencia de lo anterior) a la poca población universitaria que vive en estos barrios. Además del alto nivel de criminalización (no confundir con criminalidad) dado por el mero hecho de pertenecer a estas zonas, lo que conlleva que se estanque un alto porcentaje de personas, tanto a nivel de estudios como de trabajos.

    moroninfo-mar17

    Y podría seguir, pero todo esto se ha visto aumentado y crecerá más aún con la crisis que se prevé a la vuelta de la esquina, porque entonces la brecha será aún mayor.

    El trabajo que realizan los centros sociales, asociaciones de vecinos, fundaciones, centros educativos, centros de salud y hermandades es esencial para que estas comunidades puedan crecer, pero por desgracia ese dinero distribuido en numerosos proyectos educativos, de empleo, de alimentación y sanidad básica en algunas zonas son los primeros en caer de cualquier presupuesto de una ciudad, comunidad o estado en caso de crisis. He visto a políticos alabando el sitio donde trabajé y el proyecto en el que estaba, y al verano siguiente hacer recortes en la atención primaria con jóvenes de la calle… Por desgracia, solo puedo hablar con seguridad de lo que he visto en esos barrios, y poco se parece a lo que nos quieren vender.

    No dudo de que el Ingreso Mínimo Vital mejore muchas de las situaciones personales y familiares en estos barrios, muchas familias en pobreza severa, es decir, con rentas de menos de 350€ al mes (sería un buen ejercicio de empatía pensar qué se puede hacer con ese dinero) pero este debe ser el inicio para un programa mayor de refuerzos tanto en centros sociales, educativos, de salud, centros sociales, asociaciones de vecinos, fundaciones y demás organizaciones que trabajan continuamente junto a estas familias para romper las historias a las que parecen determinadas. Porque hasta que no se intente solucionar de una forma radical, directamente en la raíz del problema, seguiremos viviendo en un país con un alto índice de pobreza severa, gobierne quien gobierne, porque no les interesa solucionarlo.

    No es nuevo que desde los centros educativos se lleva tiempo reivindicando un segundo profesor o maestro en la clase y ratios más bajas. Los centros de salud también necesitan refuerzos sobre la zona, al igual que los centros sociales, que no pasan precisamente por su mejor momento. Y otras muchas reivindicaciones que se hacen desde otros sectores.

    Olvidamos muchas veces que el objetivo de todas las organizaciones que trabajan en estas zonas es poder dejar de trabajar allí algún día, porque significará que los objetivos principales ya se han realizado, que el último tiene las mismas oportunidades que el primero.

    moroninfo-mar17