OPINIÓN. La Lupa_ VOTRA”, por Mila Guerrero

    HorizontalFuentenueva

    “Una mujer es mundo de continentes profundos y orillas deshabitadas, una mujer es la tierra, la primavera y la guerra, la religión de la cama, una mujer es la calle, la sombra fresca del valle, una mujer es candela…y una mujer es la gloria, pena condena y victoria, retoño, madre y abuela…”

    “Los condenaos”, Juan Carlos Aragón Becerra, 2001. 

    Se me inundó el mes pasado el cupo de rostros a la deriva, de ojos perdidos buscando destino, de cuerpos deambulantes y soñolientos en salas de aeropuertos, de almas solitarias buscando hogar. No importa el sitio, el idioma, los colores de la piel, siempre hay un halo de esperanza en los viajes, una fuerza invisible que te lleva, una mirada hacia atrás.

    moroninfo-mar17

    El hogar – para cada uno el suyo – no siempre corresponde con la patria o la bandera – que también pudiere- sino que es un sitio más dulce, más amado, igual que una Arcadia soñada de paz y de libertad. Allí, es donde eres sin desnudo, disfraces, donde te espera el abrazo, donde siempre quieres regresar.

    En Albania, hay una palabra que se usa para designar el lugar donde se sitúa el fuego en casa, el sitio que rodea o antecede a la lumbre, el espacio donde se reúne la familia en torno a la hoguera. Por extensión, como en español, ese lugar es también, lar, techo, calor, refugio, el significado mismo del hogar:  Vatra.

    Esta palabra deriva en dialecto coloquial albano-kosovar en el nombre femenino Votra: la que tiene en su esencia el calor del hogar, el fuego, el refugio, la libertad. El principio, la vida, es tan mujer como el origen del mundo, la tierra, la entraña, el volcán.

    Mi hogar es el aroma de aquel café recién hecho por la mañana, un paseo de brisa de mar, la luz del amanecer, el olor de tu cuerpo, ese sitio donde no existe el tiempo, un lugar que no está en los mapas, una ruta eterna con la que soñar: mamá.

    moroninfo-mar17