OPINIÓN. LA LUPA_ “De churras y mininas” por Mila Guerrero

    Existe una frase en español que recomienda no colocar en el mismo plano temas o personas de naturaleza muy distinta: No hay que mezclar churras con merinas. El referente para construirla son dos razas de oveja, las churras, cuya carne es muy apreciada, no siéndolo así su lana, y las merinas, que producen una lana más fina, pero cuya carne no está a la altura de las otras. Mezclándolas entre sí se perdería lo genuino de cada una y además  el producto resultante sería peor.

    Como en nuestra sociedad moderna hemos perdido el  referente que da origen esta locución, lo mismo decimos mezclar “churros con merinas” que “churras con meninas”; esta última me produce una ligera desazón cuando la escucho, ya que siempre me recuerda que la mayoría del personal ni siquiera piensa lo que dice. También hemos extraviado, seguramente fruto de nuestros avances, el referente de la buena lectura, con lo cual, no solo usamos mal la susodicha expresión, sino que como consecuencia perfecta, nos pasamos el día practicando lo que desaconseja.

    A nada que encontramos audiencia, lo mismo mezclamos el tocino con la velocidad, que nos adentramos en mundos completamente desconocidos para nosotros resumiéndolos en un par de frases, llegando a conclusiones superficiales con un remiendo de aquí y otro de allá. Modificamos además la realidad a nuestro antojo, y si es posible, arrimamos siempre el ascua a nuestra sardina política,  haciendo gala de un manejo magistral de esa tan cacareada posverdad que parece haberse instalado entre nosotros sin remedio.

    Ya que no se puede  ni mencionar que esta alegre verborrea que nos ha entrado a todos no sea quizá tan beneficiosa como pensamos – que luego se interpreta como cierto ramalazo censor, y nada más lejos de mi intención-, quizá estribe la solución en  que los receptores estemos más versados, leamos más, y de más  calidad. Así, quién sabe si con el paso del tiempo, aprenderemos todos a distinguir las churras de las mininas.

    Compartir