MORÓN OPINA_ “Los libros y la vida”, por Francisco Mena   

    Cada 23 de abril nos asalta la preocupación sobre el deber de fomentar la lectura. Nos acordamos que más del 40 por ciento de los españoles no abre un libro en todo el año. Cada año nos devanamos los sesos buscando fórmulas mágicas que abran el interés de los mortales por la lectura. Las autoridades, aquellas escasas autoridades a las que preocupa que la gente lea, dedican unas palabritas de circunstancias y, hasta la próxima. Procuren no ponerlas en apuros preguntándole por el último libro que han leído.

    El Día del Libro puede suponer una buena ocasión para recordar que la necesidad de leer no puede imponerse a nadie, ya sea niño o adulto. Sólo la motivación personal nos mueve a buscar las palabras, las ideas, los pensamientos contenidos en ese instrumento maravilloso que nos ilumina en forma de libro.

    ¿Qué sería de muchos de nosotros sin los libros? No puedo imaginarme una vida sin libros. La memoria del mundo se conserva en los libros.

    Los libros, sin embargo, son mucho más que la memoria del mundo. Gracias a los libros podemos hablar con los escritores y sabios que vivieron hace muchos siglos, con los que vivieron hace años y con los que aún viven. Gracias a ellos conocemos a Platón, Aristóteles, Séneca, etc., y sabemos qué pensaban, como era el mundo en el que vivían, cuáles eran sus preocupaciones o como se relacionaban entre sí.

    Desde la Epopeya de Gilgamesh, escrita en tablillas de arcilla hace casi cuatro mil años en la antigua Mesopotamia, la escritura es como una actividad fundamental de la cultura del ser humano, nos ha transmitido por medio de los libros en sus diferentes soportes, los poemas de Homero, los Diálogos de Platón, los Tratados de Arquímedes, las obras de Aristóteles, la Divina Comedia de Dante, Don Quijote, las obras de Shakespeare, Las mil y una noches, solo por mencionar algunos libros fundamentales para la historia de los seres humanos y su desarrollo.

    Los escritores nos dejaron desde hace siglos, sus pensamientos grabados en los diferentes materiales de que disponían, ya fuera arcilla en Mesopotamia, papiro en Egipto o Grecia o el pergamino a partir del Imperio Romano y finalmente, el papel desde la revolución que supuso la invención de la imprenta por Gutemberg, hasta hoy, que además de seguir leyendo en papel, podemos hacerlo en un ordenador, en una tablet o en el teléfono móvil.

    Antes de estos últimos inventos, cuando leíamos solo en papel, decía Jorge Luis Borges que el invento más asombroso del hombre es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación.

    Los libros nos transportan a situaciones inventadas, a mundos imaginarios, a lugares fantásticos, que solo existen gracias a las palabras y nos permiten conocer a personajes como Don Quijote, Romeo y Julieta, Emma Bovary, Asterix, Peter Pan… y otros miles de personajes que, aunque nunca han existido, nos hacen emocionarnos y vivir sus propias vidas. La gente que no lee no puede tener a estos personajes vivos en el cerebro, no pueden disfrutar con sus peripecias, ni llorar con sus desgracias.

    Las personas que leen libros viven su vida y las vidas que están en los libros que leen. Viven más experiencias, más emociones, más penas, más alegrías.

    La lectura, además de enseñarnos, pone orden en nuestra mente, nos ayuda a ampliar el vocabulario, a expresarnos mejor. A mí, personalmente, me hace la vida más agradable, más ordenada, me ayuda a tener la mente menos dispersa, a pensar con más rigor y a expresarme con más precisión.

    La lista de beneficios que nos aporta el contenido de los libros puede ser infinita. Sin libros la vida caminaría hacia atrás.

    ¡Leer alimenta la vida y añade valor a la misma!

    23 de abril, Día del Libro.

    – moroninformacion.es no se hace responsable de las opiniones vertidas por colaboradores y ciudadanos ajenos a esta redacción. Si desea participar en la sección “Cartas al director” puede ponerse en contacto con nosotros en el email “contacto@moroninformacion.es” donde les informaremos sobre cómo puede hacerlo – 

    Compartir