MORÓN OPINA_ Experiencias del confinamiento. II

    Soy profesor y me gustaría compartir cómo estoy viviendo el confinamiento.

    Tengo mucha suerte, puedo trabajar a distancia, en una casa con comida, con compañera importante, comodidades, y una biblioteca inmensa llamada internet a mi disposición con solo mover un dedo, literalmente. A muchos otros sectores, que todos tenemos en mente, les han tocado partes más duras, cuando no directamente demoledoras. Mi reconocimiento y gratitud hacia estas personas.

    La naturaleza de mi trabajo y otros factores requieren un grado de interacción social que algunos días es emocionalmente agotadora. Si bien hay una parte de mí que reconoce agradecer este descanso -en la interacción directa, que no en el trabajo, como piensan incluso algunas autoridades-, el motivo es obviamente detestable.

    moroninfo-mar17

    Aunque evidentemente tengo preocupación, no tengo miedo. He leído testimonios de personas que declaran tener sentimientos de fragilidad, de que la vida puede cambiar en un segundo y eso les está provocando inestabilidad y nerviosismo. En mi caso, esa sensación existencialista me ha acompañado desde que era un niño, es parte de mi día a día, desde hace ya décadas, por lo que en este sentido, sin novedad. Sorpresa prácticamente cero. Estas oleadas de tragedia son comunes en la historia de la humanidad, por mucho que nos hayamos empeñado en no querer verlo. Así que algo que en otros momentos de mi vida ha sido un inconveniente, en estos momentos es una ventaja.

    Estos días me sorprendo a mí mismo, porque estoy más tranquilo de lo que esperaba. Y es que a veces tener una imaginación vívida puede ser contraproducente, pero hasta ahora, esa parte de mí está cooperando bastante bien. Me centro en hacer algo constructivo de las circunstancias.

    Esta situación me preocupa no tanto por mí, sino por las personas que me importan, esas que a veces crees que no te puedes quitar de la cabeza cuando algo les atañe. Y efectivamente no puedes, porque no es en la cabeza donde viven…

    Nunca he creído mucho en las ocasiones especiales, cualquier día es un momento, y no podemos posponer la sonrisa, ni el gesto, ni el abrazo (ahora virtual), cuando hay oportunidad, porque como leí una vez por ahí “Todo solo una vez acontece…” Hasta esto. Todo.

    – moroninformacion.es no se hace responsables de las opiniones vertidas por colaboradores y ciudadanos ajenos a esta redacción. Si desea participar en la sección “Cartas al director” puede ponerse en contacto con nosotros en el email “contacto@moroninformacion.es” donde les informaremos sobre cómo puede hacerlo –

    moroninfo-mar17
    Compartir