MORÓN OPINA. “Caseta discoteca y botellona”, por María Isabel García

    Señor director:

    Después de leer un comunicado emitido a su periódico por parte de un casetero que reclama poner su caseta discoteca en la zona donde se encuentran las demás casetas, los vecinos que tenemos nuestra vivienda en zonas colindantes a la feria queremos exponer también nuestras razones y motivos para que esto no se lleve a cabo. Como dice muy bien este señor, durante 14 horribles años su caseta de discoteca estuvo ubicada en la zona donde se encuentra el resto de casetas. Pero lo que se le ha olvidado poner, es que si ahora su caseta se encuentra en la zona de las piscinas, no es por un capricho, sino por un requerimiento que llevábamos haciendo los vecinos a los sucesivos gobiernos de la localidad durante esos largos 14 años para que esa caseta fuera alejada del sitio donde se encontraba. Y no es que nosotros tuviéramos una especial inquina a esta caseta en particular, en absoluto, lo que ocurre es que esta caseta especialmente llevaba aparejada consigo una serie de situaciones que, aunque son fáciles de adivinar, yo voy a explicar aquí de todos modos.

    En primer lugar, el volumen de la música que tenía era tan, tan alto, que todos los cristales de las casas retumbaban, impidiéndonos desde el martes (sí, desde el martes) hasta el domingo de feria, el sueño. Insomnio total para todos, incluyendo bebés y abuelos, con los consiguientes problemas psicológicos que ello acarrea. Desde aproximadamente las 6 de la tarde hasta las 12 del medio día siguiente (años en que la música estaba retumbando hasta esa hora) los vecinos teníamos que aguantar ese infierno. Este es sólo un punto, y a decir verdad, si tan solo la molestia se hubiera limitado a los decibelios de la caseta, aunque horriblemente desagradable sí, no nos hubiéramos quejado tanto.

    El problema es cuando esa molestia ya repercutía en la integridad de nuestras casas. ¿Qué pasaba? Pues lo lógico, ¿no? Así es, todos los chicos que estaban divirtiéndose en la caseta discoteca, para hacer la botellona, y ya que les pillaba muy cerca, se venían a las puertas de nuestras casas, sí, sí, a la misma puerta, se sentaban en el escalón, hablaban a gritos, sin pensar que dentro había personas que necesitaban descansar para poder trabajar al día siguiente, orinaban, defecaban, vomitaban, tomaban coca, aporreaban puertas y ventanas, ensuciaban de heces la pintura de las paredes y dejaban esparcidas por toda la zona (zona donde vivimos personas, no cerdos, no olvidemos) montones y montones de bolsas, botellas y vasos varios, tanto de cristal como de plástico. Daba horror abrir la puerta después de una noche sin pegar ojo, y encontrarse en tu mismo escalón lo mismo una vomitona, que unos orines, o los restos de varias papelinas de coca. Así, una noche tras otra ¿Le parece esta poca razón para no desear que esa caseta vuelva más a su anterior ubicación? Tanto es así, que los vecinos desde que la pusieron en las piscinas respiramos aliviados y decimos: ¡Con lo que hemos pasado! ¡A cualquiera que le toque! Realmente teníamos pánico a que se acercara la fecha de la feria. Y que no nos digan que bueno que son sólo cinco días de feria. Cinco días en los que no sabías si te ibas a encontrar con algún desperfecto en la puerta de tu casa, cinco días con ese miedo ¿Sólo cinco días? Nooo. Como he dicho antes, ¡a cualquiera que le toque!

    Yo puedo entender lo que este señor reclama, pero pregunto: ¿Acaso los jóvenes no están allí bien en un sitio sin molestar a nadie? No estoy de acuerdo con lo que dice de que están aislados de la feria porque aquello también es feria, y además cerca de los cacharritos, y se compran allí mismo sus lotes y hacen su botellona, y ellos están contentos que lo sé. Entonces, ¿dónde está el inconveniente?

    – moroninformacion.es no se hace responsable de las opiniones vertidas por colaboradores y ciudadanos ajenos a esta redacción. Si desea participar en la sección “Cartas al director” puede ponerse en contacto con nosotros en el email “contacto@moroninformacion.es” donde les informaremos sobre cómo puede hacerlo – 

    moroninfo-mar17
    Compartir