MECÁNICA PARA TODOS. “Los limpias”, por Daniel Zambrana

Después de las vacaciones veraniegas, llega el otoño, el frío, la lluvia y casi todos con el mismo problema en nuestros vehículos: el limpia rasca, no tiene agua, o no funciona la bomba de agua.

Es típico encontrarnos estos problemas y es típico también ignorarlos. “Total no es tan importante”. Pues estamos equivocados. Son muy importantes para nuestra visión, ya que si rasca deteriora el cristal de la luna y por ende disminuye su visibilidad. Por suerte es uno de los mantenimientos más económicos que podemos realizar en nuestro vehículo: la sustitución de los limpias, que debido al calor que soportamos en Andalucía se desgastan y endurecen.

Otro problema es que el depósito no tenga agua o que no salga por las tuberías el líquido para limpiar. Puede ser, o que la bomba esté defectuosa, una avería eléctrica como el fusible o los conductos atascados; es muy común reponer de agua del grifo, la cal y los sedimentos que contiene crean una costra que atasca los conductos (por lo que es aconsejable reponer, o bien con agua destilada (la podéis conseguir del aire acondicionado de vuestro hogar) o limpia cristales específicos para coches, (¿por qué estos últimos? pues por su bajo contenido en alcoholes y disolventes que pueden ser perjudiciales para el sistema de bombeo, respetando las juntas o deteriorando partes internas de la bomba de impulsión de limpias).

moroninfo-mar17

Por finalizar, se recomienda la sustitución de los limpias tras el verano si notamos que están defectuosos o notamos que rascan o saltan en nuestras lunas, revisar el nivel de líquido limpiacristales y reponer con agua destilada o limpiacristales específicos de automoción.

 

ENTRADA PATROCINADA POR:

moroninfo-mar17