Los usuarios de la Residencia celebran en la Casilla Alcázar el Día del mayor

    Con motivo del Día del mayor (que se celebra el día 1 de octubre), los usuarios de la Residencia municipal han visitado hoy la finca municipal de la Casilla Alcázar, donde han disfrutado de una jornada de convivencia, realizando diferentes actividades. Este acto contó con la visita del Alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez, la delegada local de Bienestar Social, Mari Carmen Castro, y la Diputada provincial de Cohesión Social, Lidia Ferrera.

    En declaraciones, Mari Carmen Castro explicó que para los usuarios de la Residencia “es muy importante tener un contacto con la naturaleza”. Además, la conmemoración del Día del mayor, es “darle el reconocimiento que tienen por la experiencia de vida y porque siempre son fuente de sabiduría y de compartir conocimientos”.

    Por su parte, Lidia Ferrera reconoció “qué mejor forma de celebrarlo que cómo lo estáis haciendo, en plena naturaleza y disfrutando de la mejor compañía, que son nuestros mayores, que tanto nos han dado y tanto tenemos que seguir aprendiendo”. Según sus palabras, y refiriéndose a las instalaciones de la Casilla Alcázar, “es envidiable y sois afortunados los vecinos de Morón por contar con esto y de las actividades que aquí se pueden realizar”.

    En cuanto a las actividades, Mª Ángeles Fernández, terapeuta ocupacional de la Residencia, explicó que “todos los años, con motivo del Día del mayor, estamos viniendo a la Casilla Alcázar, aprovechando un recurso del Ayuntamiento”. De este modo, intentan que los usuarios “pasen un día de convivencia, aprovechar la naturaleza y realizar unas actividades que ellos están acostumbrados a realizar en el centro”. En concreto, este año se han realizado tres actividades. Por un lado, “la física, que consiste en un senderismo por las instalaciones de la Casilla Alcázar. Otros años lo que hemos hecho ha sido una gimnasia pasiva. Por otro lado, “aprovechando el recurso de las plantas aromáticas de aquí, vamos a intentar realizar alcohol de romero”. Y, para finalizar, “un juego de mesa. Hemos intentado coger un juego tradicional para ellos: los cromos”. Todo ello acompañado de una comida posterior.

    Igualmente, aseguró que estas actividades “les gustan mucho” y que “es una de a las que más residentes vienen junto con la comida de Feria”. “Ellos, la mayoría han estado trabajando en el campo, entonces para ellos es agradable”, concluyó.

    Compartir