Los Reyes Magos visitaron el convento de las Hermanas de la Cruz y la Residencia Municipal

    Un año más, sus majestades de Oriente llevaron regalos e ilusión a las niñas que acogen las Hermanas de la Cruz en su convento y a los mayores que están en la residencia pública de San Francisco, cumpliendo así con esta bonita tradición.

    Así, los Reyes Magos salieron desde el Ayuntamiento sobre las 11 horas para montarse en el autobús urbano (o ‘Pollito’), que los llevó a ambos sitios. A pesar de que la jornada estaba algo desapacible, la comitiva llevó un ambiente festivo durante los trayectos, cantando villancicos, para trasladar esa alegría tanto a las niñas como a los mayores.

    En primer lugar, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron al convento de las Hermanas de la Cruz, donde les entregaron a las niñas regalos y algunas chucherías.

    Posteriormente, los Reyes se dirigieron a la residencia de San Francisco donde también fueron recibidos con gran alegría. En esta ocasión, se les hizo entrega de regalos a todos los mayores allí presentes y, por último, sus Majestades visitaron a los enfermos hospitalizados.

    Compartir