Las piscinas municipales de Morón abren a partir del 3 de julio con un aforo máximo de 471 personas

    Las piscinas municipales de Morón de la Frontera abren sus puertas a partir de mañana viernes, 3 de julio, según han informado hoy a los medios de comunicación el portavoz del equipo de gobierno y delegado de Urbanismo, Ignacio Cala; y el delegado de Servicio Generales, Javier Guerra.

    Y lo hacen con “medidas de control de aforo y con un protocolo de medidas para garantizar la protección y seguridad de todas las personas que hagan uso de las instalaciones a lo largo de este verano”. En este sentido, “el conjunto de normas incluye la regulación de los accesos a las zonas de baño y de descanso, las limitaciones una vez dentro de las instalaciones, especialmente la limitación de aforo y las medidas higiénico sanitarias y de control”, entre otras.

    En este sentido, el horario para el baño público “se ha ampliado” y este año será de 13 a 20 horas, de martes a domingo, estando el aforo limitado a un máximo de 471 personas.

    moroninfo-mar17

    Por otro lado, “se establece que los grupos quedan limitados a un máximo de ocho personas por ubicación y los menores de 14 años deberán ir acompañados de un adulto responsable”.

    A este respecto, Cala indicó cómo se van a realizar las acotaciones césped. “En función del número de personas el vigilante de seguridad podrá una señalización, según los grupos, (cuando éstos acceden a las instalaciones y se sitúen), marca la parcela mediante unos elementos plásticos (que se han encargado expresos para esto). Con ellos va a marcar la dimensión de donde deben mantener esa distancia con el resto de las parcelas. Es decir, cada grupo de usuarios va a tener una parcela que cumple las medidas de distancia con respecto a los demás. Pero para evitar parcelas que siempre sean las mismas, lo que se va a hacer son parcelas en función del número de personas que compongan el grupo”.

    En lo que se refiere a las entradas, éstas se adquieren “presencialmente en taquilla en el momento de acceder al baño, hasta un máximo de ocho por persona, efectuando el pago en metálico procurando llevar el importe exacto”. Del mismo modo, “se podrán hacer reservas de entradas para la misma semana en taquilla, previo abono del importe y hasta un máximo de ocho por persona”. El Ayuntamiento ha mantenido los precios públicos de 2019, aunque “esta temporada no se van a emitir bonos”, ni habrá día gratis.

    En otro orden de cosas, el delegado de Urbanismo, recordó que “hemos sido uno de los pueblos que desde el principio estábamos apostando para en las poblaciones de interior nuestros ciudadanos tuvieran esta posibilidad de disfrutar de una zona de baño y, sobre todo, aquellas personas que no tienen otra posibilidad”, por lo que consideran la apertura de la piscina municipal como “una cuestión más bien social”.

    Mejoras en las instalaciones

    En este punto, Cala señaló que en las instalaciones “se han hecho importantes mejoras”. De hecho, estamos terminando la última puesta a punto”. Entre ellas, están las siguientes: “en la depuración de agua, en temas sanitarios, en remodelación de las instalaciones para que estén lo mejor posible”.

    Por su parte, Javier Guerra también destacó los aspectos llevados a cabo por su delegación. En concreto: “Hay dos puntos muy importantes tanto en la piscina olímpica como en la mediana, cuyos tubos de impulsión ya están en el lateral, pero en la parte alta. La función de éstos es que, una vez que pasa por la depuradora, devuelve el agua totalmente filtrada y depurada, pero al ponerlo en esa situación lo que hace es que las hojillas y otra suciedad la trae a la orilla facilitando la recogida de la misma, aparte de la limpieza que se va a hacer”.

    También, “la piscina de chapoteo de hasta de 3 años se ha cerrado con vallas, se ha pulido entera y se le ha dado una pintura con una mezcla de arena de sílice para evitar el deslizamiento”, al tiempo que “se han renovado las puertas de botiquín”.

    Intensificación de la limpieza diaria 

    Por último, Cala comentó que uno de los puntos fuertes de este verano en la piscina municipal va a hacer la intensificación de la “limpieza diaria” de las instalaciones.

    Preguntando en este sentido sobre cuánto ha aumentado este año el personal de la plantilla, aclaró que ésta “normalmente son los vigilantes de la zona de baño (4 socorristas), taquillera y guarda de acceso, y las limpiadoras. Este año está contratada una de las 3 limpiadoras más un refuerzo por compañías de limpieza. A lo largo del mes se van a incorporar en torno a 20 personas de limpieza y vigilancia. Este año también hay un vigilante Covid-19”.

    De este modo, “lo primero que se ha hecho es una limpieza de choque y una desinfección de todas las instalaciones. Tenemos una certificación de que estas instalaciones han sido desinfectadas para que se inicie todo con todas las garantías sanitarias, y eso se va a mantener a lo largo del verano”.

    CONOZCA EL PROTOCOLO PISCINAS MUNICIPALES AQUÍ

    moroninfo-mar17
    Compartir