“La utilidad de lo inútil”, por Antonio R. Ramírez Albarreal

    Lo siento si desde el primer momento el lector ha pensado que volvería a dar guerra en lo político. Este curso, al menos, intentaré apostar por la utilidad de lo inútil. Cambiar los paradigmas a los que esta sociedad nos tiene acostumbrados y hacernos mirar o reconocer que las cosas que realmente merecen la pena están fuera de todo poder económico.

    Nuccio Ordine, allá por 2013 publicó un pequeño ensayo, digno de leer en estas tardes de lluvia que nos regalará el otoño, donde desgrana, sin prisa, como los saberes humanistas, el arte, la poesía, los clásicos de la literatura son imprescindibles en un mundo abarrotado de exigencias monetarias.

    moroninfo-mar17

    En la pasada feria, hablando con la madre de una gran amiga, comentábamos esto mismo. Como lo inútil, lo intangible, que así se llama en baloncesto, pierde importancia en los diversos campos personales, éticos o estéticos y primamos, con frecuencia, lo económico.

    ¿Acaso podemos medir o pesar cómo nos emociona un poema, o como la voz de Lauryn Hill nos llega hasta lo profundo o la tranquilidad de disfrutar tras un gran esfuerzo al subir a la sierra?

    Poco a poco nos están acercando a un mundo donde lo humano entre humanos es cada vez más difícil de apreciar. Como muestra, la pérdida de importancia de las carreras humanísticas frente a la importancia frente a otras como robótica o matemáticas por poner un ejemplo. Y no niego la importancia que en el futuro puedan tener estas carreras, no lo niego, pero qué sería de la robótica sin las leyes enunciadas por Asimov.

    En este mes de septiembre que hemos pasado dos grandes personas de nuestra ciudad, porque para mí una de ellas es muy de aquí, nos siguen demostrando la importancia de esto mismo.

    Por un lado, Pepe Luque y su incesante trabajo con «In Albis», a pesar de todos los contratiempos, sigue dejando huella por allí por donde pisan. Otra vez y ya casi perdemos la cuenta, un gran grupo de jóvenes artistas descubre a otros jóvenes la importancia de los clásicos, situando a Esquilo en el contexto de los asistentes. Recordando en cada actuación las preguntas universales que nos seguimos planteando a través de los siglos, los personajes de esta obra debaten si tomar la justicia por su cuenta o esperar que todo siga su curso. Orestes y Electra nos guían a resolver esta duda ética.

    Y sigue emocionando a través de los siglos, las emociones…que inutilidad.

    Por otro lado, hace pocos días tuvo lugar la presentación de «Nostalgia: 22 poemas de abril». Esta vez José Carlos nos guía a través de su lenguaje poético a lugares del alma donde contamos con sus palabras como vehículos para transportarnos, llevarnos y traernos a los lugares maravillosos que escondemos cuando dejamos atrás la prisa y las caretas diarias.

    García Lorca, en referencia a Neruda nos decía: «(…)La poesía requiere una larga iniciación como cualquier deporte, pero hay en la verdadera poesía, un perfume, un acento, un rasgo luminoso que todas las criaturas pueden percibir. Y ojalá os sirva para nutrir ese grano de locura que todos llevamos dentro…»

    En fin, pequeños ejemplos de que lo inútil, como decía Ordine, son esenciales a pesar de no producir beneficios, o que andan alejados de cualquier fin utilitarista y aun así, nos ayudan a hacernos mejores sin depender de éxitos económicos. Que, en definitiva, es lo que dejaremos como memoria a otras generaciones.

    Compartir