La saeta estuvo presente el Viernes Santo en la ermita de Nstro. Padre Jesús

    La saeta es un cante que no se puede entender sin la Semana Santa. Ni la misma Semana Santa se entiende sin los quejíos de una saeta a sus titulares.

    Puede que este año, por segunda vez, la Semana Mayor no haya tenido las procesiones en la calle, pero desde las hermandades se han desvivido para poder trasladar a sus hermanos, fieles y devotos, toda la pasión que se desborda cada primavera. Eso sí, de manera más recogida y de puertas para adentro.

    Por eso, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Stma. de los Dolores y San Juan Evangelista organizó un sencillo acto con la saeta como protagonista el pasado Viernes Santo, en el que dos grandes saeteros brindaron sus plegarias cantadas a los titulares y donde los moronenses que se acercaron esa tarde la ermita pudieron rendir culto en una atmósfera de recogimiento y devoción.

    moroninfo-mar17

    El jerezano Manuel Garrido “Manuel de la Fragua” y el alcalareño Jesús Ponce acudieron hasta Morón gracias a las gestiones de Sebastián Castillo, hermano de Jesús y amigo personal de Nano de Jerez, gran cantaor tío de Manuel de la Fragua. Juntos, y de la mano de la Junta de Gobierno de la hermandad, organizaron el evento que brindó momentos inolvidables, con ese toque saetero tan peculiar que tienen en la ciudad del vino y los caballos.

    Un acto que se llevó a cabo sin saltarse las medidas de seguridad. Cada cantaor ofreció una saeta al Cristo y otra a la Virgen, con descansos entre las mismas para que los asistentes al templo siguiesen con su entrada, culto y salida, sin aglomeraciones.

    Y mientras llega el Viernes Santo de 2022 -si la pandemia lo permite- y se vuelven a disfrutar con las saetas lanzadas desde los balcones de la “Plaza de los Gitanos” (Cardenal Espínola), aquí queda el valioso aporte para no dejar a los cofrades de Morón sin las saetas de cada año al nazareno.

    moroninfo-mar17