La Policía Nacional desmiente que haya habido intentos de secuestro en Morón

    El rumor corrió como la pólvora en la tarde noche de ayer miércoles 12 de septiembre. Dos audios circulaban por los grupos de Whatsapp y las redes sociales se hacían eco de ello, creando cierta tensión entre la ciudadanía. En los mismos, dos vecinos de Morón alertaban de unas situaciones que, al parecer, habrían ocurrido sobre mediodía.

    En uno de ellos, el responsable de un bar de la Alameda aseguraba que unos desconocidos en una furgoneta se habrían ofrecido a llevar a casa a unas jóvenes, que a esa hora salían del instituto. Estas, asustadas, se refugiaron en dicho bar y pidieron ayuda a su responsable para llegar a casa.

    En el otro, una vecina cuenta como, según le habían contado a ella, dos personas habrían intentado supuestamente llevarse a un bebé de los mismos brazos de la madre, dándole un “tirón”, sin que hubiesen podido llevar a cabo la macabra acción.

    En este sentido, moroninformacion.es pudo saber a última hora de la noche de fuentes policiales que el primer caso estaba siendo investigado, mientras que no habría ninguna pista sobre el segundo. Esta misma mañana de jueves, la Policía Nacional ha informado que el supuesto caso de intento de robo de un bebé “no tiene ninguna credibilidad”, mientras que el primero, si bien parece cierto que unos desconocidos se dirigieron a las menores, la Policía descarta que haya habido intento de secuestro y más bien indican que se ha podido deber al susto que se llevaron las pequeñas cuando esta furgoneta se les acercó.

    Por otro lado, esta redacción ha podido confirmar la veracidad del primero de los audios y que la Policía Nacional realizó las pesquisas correspondientes. En cuanto al intento de secuestro del bebé, hemos tratado de confirmarlo preguntando en dos de los comercios de la Plaza del Ayuntamiento citados en el audio, y el personal también desmiente que haya ocurrido nada de lo que se cita en el segundo de los audios.

    La Policía Nacional advierte que en “un 99% de los casos”, este tipo de alarmas no suelen corresponderse con intentos reales de secuestro. Más bien resultan “recurrentes” coincidiendo con el inicio de curso, pero en su mayoría, o se deben a denuncias falsas o suelen ser malentendidos que, con la rumorología y a través de las nuevas tecnologías, alcanzan el nivel de alerta social.

    Compartir