‘La memoria ausente: una ciénaga sin esperanza’ por Álvaro Valiente González

    BANNERALVAROLa memoria de la ciudadanía, se ha evidenciado reiteradas veces en los diferentes escenarios electorales que suele ser exigua o raquítica.  Cabe decir que en cualquier país que miremos a nuestro alrededor, sería impensable contemplar un escenario plebiscitario en el que un partido político con grandes índices de corrupción en sus filas, tanto a nivel estatal, regional o local pudiese ganar las elecciones.

    Es un fenómeno curioso de analizar la memoria popular, así como los condicionantes que hacen de ella su permanecía, o su ausencia.

    moroninfo-mar17

    En estos días impregnados de altas temperaturas, pocos, seguramente son los que no sepan que a pesar de dos resacas electorales, de innumerables promesas o multitud de encuestas, el país sigue sin formar un gobierno, y parece que seguiremos durante un tiempo.

    Sin embargo la amnesia temporal, hace que algunas noticias que tan importantes fueron en su día, hayan quedado sepultadas en el olvido, al menos por ahora.

    En  el baúl de la memoria, han quedado inhumados aquellos supermercados bolivarianos en los que grandes colas humanas aguardaban por papel higiénico, pasta de diente, leche o cereales.  O aquel pobre opositor que resultó extrañamente encarcelado.

    Cambiando la dirección de la brújula periodística, a pocos kilómetros de “nuestra patria”, Francia, se encontraba en medio de una juvenil revolución popular, no populista, a causa de una reforma laboral (prima-hermana de la nuestra) impulsada por el gobierno del señor Hollande.

    En medio de este sentimentalismo y añoranza periodística, me pregunto ¿ahora qué Europa está tan preocupada y temblorosa por lo ocurrido en el Reino Unido, el dichoso Brexit, que pasará con la política de los campos de refugiados? La orfandad de la Unión Europea y del periodismo hacia la situación estremecedora, espeluznante e infrahumana de los refugiados, bueno ¿refugiados? como diría Antonio Morales: ¨no les llames refugiados si no les das refugio¨, hace que la vida de varios millones de personas hayan quedado en el extravío por tanto la memoria ausente: una ciénaga sin esperanza.

    Como diría el poeta argentino Jorge Luis Borges: «Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos».

    moroninfo-mar17
    Compartir