La Guardia Civil intercepta una furgoneta con 45 fardos de hachís en la A-92 a la altura de Paradas

    Guardias Civiles del Destacamento de Tráfico de Sevilla, mientras se encontraban trabajando en la autovía A-92, a la altura del Km 46 en sentido Sevilla, a la altura del término municipal de Paradas, observaron que el conductor de un furgón, al notar la presencia de los agentes, se muestra nervioso y realiza una llamada.

    Los guardias civiles también advierten la presencia de un vehículo de gama alta que va delante de la furgoneta y que, a continuación, comienza a realizar maniobras extrañas. Mientras uno de los agentes sigue al turismo, el otro sigue a la furgoneta, cuyo conductor se da a la fuga, conduciendo en zig-zag e ignora deliveradamente las advertencias y señales de la Guardia Civil para que se detenga. Transcurridos varios kilómetros se consigue que deponga la actitud y detenga el vehículo. Al inspeccionar la furgoneta, resulta estar cargada con 45 fardos de arpillera que contienen hachís.

    El agente que seguía al turismo, hace señales a su conductor para que se detenga y lo hace, aunque se muestra nervioso y no deja de hablar por teléfono a pesar de la presencia del agente y de sus indicaciones para que deje de hablar. Tras proceder a identificarlo, resulta ser el propietario de la furgoneta. Por esto, el agente detiene al conductor de la furgoneta, M.A.M.G. de 39 años y vecino de Ceuta, así como al conductor del turismo, J.M.G.A. de 32 años y vecino de Marbella. A ambos se imputa un supuesto delito contra la Salud Pública. En total se han incautado 1.671 kilogramos de hachís, además de dinero en efectivo

    Fuente/foto: Guardia Civil

    Compartir