La Cabalgata de Reyes de Morón volvió a lucirse y presentó varios estrenos (+FOTOS)

    La tarde-noche del pasado sábado 5 de enero se volvió a vivir uno de los días más grandes del año en Morón de la Frontera. La Cabalgata de Reyes Magos volvió a llenar las calles de la localidad de ilusión, colorido, regalos y caramelos. Una de las festividades más importantes del año dada la singular belleza de las carrozas que un año más salen de las manos de la familia Fortes, quienes llevan décadas siendo los encargados de preparar el cortejo de Sus Majestades de Oriente. Una celebración para la cual se destinan alrededor de 73.000 euros de las arcas municipales.

    Este año, de hecho, uno los estrenos que como cada 5 de enero se suelen realizar en la Cabalgata, han estado relacionados con la figura de los Reyes Magos. Concretamente se ha estrenado la carroza de Gaspar, la que faltaba por renovar puesto que en años anteriores ya se contó con nuevas carrozas para Melchor y Baltasar. El otro estreno ha sido la carroza que el viernes 4 sirvió para que el Heraldo Real saliese a recoger las cartas de los niños y niñas, y que el propio día 5 se transformó para llevar al Cartero Real, una novedad de este 2019, que será encarnado por el mejor expediente de Bachillerato en Morón el curso anterior.

    Así, la bailaora Carmen Lozano y los empresarios Isidoro Gordillo y Desiderio Rodríguez, fueron Melchor, Gaspar y Baltasar, respectivamente, mientras que el Cartero Real en esta ocasión lo encarnó el joven Mario Delgado.

    Junto a ellos, la Estrella de la Ilusión abría el cortejo, precedida por el trenecito turístico en los que viajaban los mayores del hogar del pensionista, y por la banda juvenil de la Fuensanta. Detrás vendrían carrozas ya clásicas como las de Madagascar o Toy Story. Otras carrozas fueron las de Buda, Hércules, los vampiros y lobos de Crepúsculo, los Minions Caleros, el Castillo de la Bella y las Bestia y la de Star Wars, que desde la calle Fray Diego de Cádiz presentó algún problema técnico y tuvo que realizar el resto del recorrido a oscuras y sin música.

    Gran ambiente por las calles. La ciudadanía se volcó con la celebración de la Cabalgata que volvió a lucirse sin los inconvenientes meteorológicos que marcaron la edición del pasado año.

    Compartir