Inaugurada la exposición “Circe”, de Raquel Eidem, que podrá verse hasta el 30 de abril en el Espacio Santa Clara

    Excelencia

    En la mañana de hoy, se ha inaugurado en el Espacio Santa Clara la exposición “Circe”, de Raquel Eidem, uno de los proyectos ganadores de ProjectARTE 20. La muestra podrá verse hasta el próximo 30 de abril. Con ella, además, la delegación de Cultura y Turismo pretende retomar las visitas guiadas por el/la artista a la exposición y los talleres didácticos.

    En declaraciones, Andújar explicó que esta exposición es “es una nueva iniciativa cultural que suma a la muestra de arte contemporáneo que año tras año viene acogiendo este espacio cultural de Santa Clara, que además es una iniciativa que suma a este proyecto de concursos artísticos que pusimos en marcha hace unos años y que con el paso de los años se va consolidando dentro del proyecto cultural, y que también va sumando y enriqueciendo la colección de arte municipal”.

    De este modo, reconoció que para ella “es una satisfacción personal que sea Raquel la artista ganadora de Proyectarte”. Un Proyectarte 2020 que ha contado con una amplia participación de proyectos, concretamente 76.

    moroninfo-mar17

    Por otro lado, la delegada recordó que “habíamos paralizado todo lo que eran talleres didácticos y visitas guiadas a las exposiciones de Proyectarte”, pero se retomarán con esta muestra, por lo que durante el mes de abril se realizará “un taller didáctico muy interesante de la mano de esta artista y que está muy relacionado con esta exposición, y además haremos una visita guiada”.

    Por su parte, Raquel Eidem indicó que la muestra “es una instalación, pues yo siempre trabajo en instalación cerámica y escultórica. A Morón ha venido solamente tres partes grupales de todo el proyecto Circe. Ha pasado tiempo y ya no está toda la obra completa”.

    En la misma, nada más entrar se ven animales. “Es un trabajo que yo suelo llevar adelante porque intento identificar ser humano con el animal, con algo que hemos perdido a lo largo del tiempo. En este caso concreto, verán cerdos y puede crear lecturas incorrectas”, aclaró la autora.

    A este respecto, señaló que “el proyecto se llama ‘Circe’. Sabemos que viene de la mitología griega. ‘Circe’ nace porque el trabajo que yo suelo realizar habitualmente es crítica social, económica, política. En realidad, está centrado en una búsqueda de una reconciliación con el ser humano, con una decepción con él”.

    Así, matizó que “en una de mis lecturas aparece el personaje de Circe, que me pareció espectacular a pesar de que en la mitología griega la tienen considerada como una de las grandes malas. Es hechicera, bruja”.

    Sin embargo, “en realidad es una señora que por X motivos termina en la isla de Eea. Hija de un ser acuático, Perseis, y Helios. La gente se suele quedar en lo superficial de ella, pero cuando la estudias te das cuenta que es una mujer, como todas las mujeres en la mitología griega, que no ha salido bien parada, que ha sufrido, le han decepcionado, le han maltratado, y termina en esa grandiosa isla y en ese grandioso palacio, que es para ella su sitio de comodidad”.

    A pesar de ello, “los marineros y las embarcaciones llegan a la isla. Todos entran en Eea para conocer, conquistar o lo que sea”.

    A partir de ahí, “¿qué es lo que hace ella? Ella tiene una gran decepción con el ser humano, pero lo necesita. Necesita su compañía, su cariño, su calor. Intenta rechazar lo que es la parte más negativa del ser humano y quedarse con lo bueno”.

    Entonces, “los invita a cenar, les da una pócima y lo siguiente es convertirlos en animales. Los animales que ella tiende a coger es si eres un hombre fuerte, con autoridad, eres un león; si eres un ser astuto, rápido, eres un lobo; pero a la masa de marineros que simplemente llegan a ser marineros porque la vida les ha hecho ser marineros, los convierte en cerdos y son a los únicos a los que deja entrar en el palacio. Por eso adopto este animal en esta exposición”.

    Preguntada por los materiales con los que ha trabajado en esta muestra, la autora detalló que “en la gran mayoría de los casos uso la cerámica. Sí que es cierto que lo más sorprende a la gente que entiende de estos materiales es el formato. Trabajar la cerámica en formato grande es complejo. De hecho, ‘Circe’ tiene un año de trabajo. No es algo que se realizara muy rápido, porque la cerámica tiene una contracción y al meterlo en el horno es complejo porque tiene mermar, y hasta que dimos con el material idóneo que nos permitiera esas barbaridades físicas tardó su tiempo y la ejecución es lenta”.

    En este sentido, aclaró que “en los próximos proyectos estoy dejando un poquito al lado la cerámica. Siempre estoy intentando dejar algo. Intento meter color, pero me cuesta. Intento meter materiales distintos, innovadores, pero la gran cuestión con los materiales escultóricos es no hacer daño medioambiental. Entonces, sigo con la cerámica por ahora”.

    Una de las características de esta exposición es que los cerdos tienen una cremallera en su lomo. Cuestionada por este elemento, Eidem aclaró que “en realidad no son cerdos, son personas. La instalación se llama ‘El traje’. A todos nos obligan a ponernos, a seguir en manada, a ser una masa que mueve, que la sociedad te lleva a un sitio, la política te lleva a un sitio. ‘El traje’ se centra, sobre todo, en que tenemos que quitarnos trajes y dejar vernos cómo somos, ser originales, porque en realidad se centra lo que es el legado”.

    De este modo, indicó que “el legado no solo es las descendencias que tenemos de niños, sino que nosotros venimos a este mundo para modificar las cosas, para dejar nuestro legado, para la gente en general. Somos una especie que la verdad deja mucho que desear. Lo que se tiene que pretender es trabajar en dejar un legado mejor para el que venga, da igual quién sea. Es algo común, bien común”.

    En 2017 Raquel Eidem también participó con un proyecto en ProjecARTE. En concreto, ‘Rey de ratas’, en el que las protagonistas eran las ratas. Preguntada por qué se inspira en el mundo animal, la autora alegó que “el gran problema que tiene el ser humano es que ha dejado de ser animal. Hemos perdido nuestro instinto animal, nuestra forma de sobrevivir, de cuidarnos en manada. Cada vez somos más artificiales, menos originales. En realidad, ‘Circe’ es un trabajo de intentar conciliarme con el ser humano, porque es complejo. El ser humano es muy complejo y cuando uno tiene problemas existenciales es más complejo todavía”.

     

    moroninfo-mar17