Humana Fundación Pueblo para Pueblo recupera en Morón más de 32 toneladas de textil

    Humana Fundación Pueblo para Pueblo, organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación al desarrollo en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España, ha recuperado 32.272 kg de textil usado en Morón de la Frontera en el primer semestre de 2019 con un fin social y ambiental, lo que representa un aumento del 12% respecto al mismo período del año anterior (28.845 kg). Este registro equivale a 66.800 prendas que serán reutilizadas o recicladas y alargarán su ciclo de vida útil.

    Las donaciones proceden de los contenedores verdes ubicados en lugares de fácil acceso, donde se deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no se utilizan, pero están en buen estado y pueden tener una segunda vida. El servicio es gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y tratamiento de residuos urbanos.

    moroninfo-mar17

    La reutilización y el reciclaje de textil tiene un beneficio ambiental: contribuyen al ahorro de recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Las más de 32 toneladas recogidas de enero a junio en Morón de la Frontera representan un ahorro de 102 toneladas de CO2 a la atmósfera, cosa que el planeta agradece.

    “Humana se ha consolidado como un agente de la economía social, la economía verde y la economía circular. Genera recursos, empleo, incide en el ámbito local y promueve el desarrollo en el entorno más cercano”, asegura Andrés Lagares, responsable de la Fundación en Andalucía, que añade: “A nivel social, nuestros programas tanto en España como en el Hemisferio Sur involucran a decenas de miles de personas, cuyas condiciones de vida mejoran gracias a los recursos obtenidos con la valorización del residuo textil que permiten financiar dichos proyectos”.

    Sólo se recupera el 10% de la ropa desechada

    Cada ciudadano desecha entre 30 y 40 kg de textil anualmente en España, lo que representa un millón de toneladas anuales. Pese a que gran parte de esas prendas desechadas son susceptibles de tener una segunda vida y que el 90% de la fracción textil se valoriza o reaprovecha, apenas se recupera selectivamente el 10% por un gestor autorizado. El resto (900.000 toneladas) acaba en vertederos.

    “Desde Humana aplaudimos la labor de los municipios que promueven la recogida selectiva de textil, aunque queda un largo camino por recorrer”, valora Andrés Lagares, que insiste: “Estamos ante una oportunidad y un enorme reto para dar el impulso definitivo a la gestión apropiada de este recurso, fieles a la jerarquía de residuos y a un modelo económico circular, en el que primen la prevención y la reintroducción del textil en la cadena productiva, prolongando su ciclo de vida. Todo ello en un marco definido por un sistema de contratación pública verde y sostenible como motor de crecimiento”.

    El motivo para el optimismo es la importancia creciente de la economía circular, que define los residuos como recursos, y el hecho de que en 2025 la recogida selectiva de la fracción textil (es una competencia municipal) será obligatoria por exigencia de la UE en todos los países miembros.

    El destino de la ropa usada

    Las prendas depositadas en los contenedores de Humana tienen dos destinos: el 85% se trata en las tres plantas de preparación para la reutilización de la Fundación (en Valderrubio –Granada-, Madrid y Barcelona) y el resto se vende a empresas de reutilización y reciclado. El destino de las prendas tratadas es, en un 52%, su reutilización: el 13% a través de las tiendas secondhand de Humana en España y el 39% se exporta, principalmente a África, para ser vendido a precios bajos y así generar recursos para la cooperación al desarrollo.

    Un 37% se encuentra en un estado que no permite su reutilización por lo que se vende a empresas de reciclaje textil para que elaboren otros productos como mantas, aislantes o trapos para la industria de automoción.

    El 2% son residuos impropios (plástico, cartón, otros) que se pone en manos de los gestores autorizados correspondientes, y el 9% restante no se puede reutilizar ni reciclar ni valorizar energéticamente y se envía a un centro de tratamiento de residuos para su disposición final.

    El beneficio social: empleo verde y cooperación

    Dos grandes beneficios sociales se derivan de la gestión sostenible del residuo textil: el primero es la generación de empleo verde y la contribución a la economía social, ya que fomenta la creación de puestos de trabajo inclusivos, estables y de calidad. Humana genera un empleo indefinido por cada 36.000 kg de textil recogido.

    El segundo es la aportación de recursos a iniciativas sociales. Tras más de tres décadas de actividad, 2,4 millones de personas se han visto involucradas en los programas de desarrollo en los países del Sur de la mano de contrapartes o socios locales. La Fundación ha destinado más de 30 millones de euros para la formación de profesores de primaria, el impulso de la agricultura sostenible o la lucha contra el VIH/SIDA, entre otras acciones.

    Fuente y Foto: Humana Fundación Pueblo para Pueblo

    moroninfo-mar17
    Compartir