GAIA-Ecologistas en Acción trae a Morón de la Frontera la exposición “Sin biodiversidad no hay vida”

    Excelencia

    Esta exposición pretende sensibilizar sobre la pérdida de biodiversidad a una sociedad civil que, en general, desconoce la magnitud del problema y asimismo reclamar a las administraciones públicas la adopción de medidas contundentes para frenarla. Se ha elegido el lema “Sin Biodiversidad no hay vida” para dar a conocer la importancia de la biodiversidad y la degradación de los Servicios Ecosistémicos que conlleva su desaparición, un tema especialmente preocupante en las ciudades. Si hay un entorno donde las personas deberíamos recuperar estos servicios perdidos y fomentar la presencia de la biodiversidad, es en los lugares muy modificados por la acción humana, como la ciudad. En ella los efectos del cambio global son más patentes y extremos.

    En 2011, los líderes a nivel internacional se comprometieron en la Conferencia del Convenio sobre la Diversidad Biológica celebrado en Nagoya (Japón) a frenar la pérdida de biodiversidad y la degradación de los Servicios Ecosistémicos antes de 2020. Ya hemos pasado esa fecha límite y no sólo no se han conseguido esos objetivos, sino que seguimos perdiendo biodiversidad a pasos agigantados. En mayo de 2020 la UE presentó la “Estrategia de la UE sobre la biodiversidad” de aquí a 2030. El objetivo es “reintegrar la naturaleza en nuestras vidas”. Un camino que hay que empezar a recorrer cuanto antes.

    La destrucción de nuestros ecosistemas tiene consecuencias fatales para el planeta y la supervivencia de la especie humana, y lo hemos podido comprobar con la proliferación de pandemias, como la del Covid-19. Un año después de la llegada del coronavirus que la provoca, las conclusiones científicas sobre su relación con el cambio global son abrumadoras. Según María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70% de los últimos brotes epidémicos han comenzado con la deforestación. Virus como el del SIDA, el Ébola, el SARS, o el virus del Nilo Occidental han saltado de los animales a los humanos después de la destrucción masiva de diversidad biológica en todo el mundo. Este es uno de los Servicios Ecosistémicos que se pierden cuando la biodiversidad desaparece. Es parte del alto precio que estamos pagando cada vez que debilitamos la salud del planeta.

    moroninfo-mar17

    Ante este panorama inquietante, la comunidad científica alerta: actualmente un millón de especies se encuentran amenazadas. De ellas, aprox. 5.200 son animales en peligro de extinción, según los últimos datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

    Tan solo en el grupo de los vertebrados está documentada la pérdida de 340 especies desde el año 1600, mientras 280 no han vuelto a avistarse en la naturaleza o sólo se pueden encontrar en los zoológicos. En total, más de 600 especies de vertebrados han desaparecido o están amenazadas de muerte en el último siglo a causa de la actividad humana.

    Vivimos la llamada Sexta Gran Extinción. A escala mundial, la tasa de desaparición de especies supera entre cien y mil veces la tasa de aparición de nuevas especies. Dicho de otro modo, tendrían que pasar 10.000 años sin los seres humanos para que se extinguieran naturalmente las especies que hemos exterminado en el último siglo.

    La Península Ibérica forma parte de uno de los 25 puntos calientes de biodiversidad del Planeta. Andalucía es la región con más diversidad de especies, cuatro veces superior a la media española, y es la región más biodiversa de Europa, con más de 500 endemismos. Nuestra región acoge al 60% de las especies terrestres de flora y fauna presentes en toda España y sobrevuelan nuestros cielos el 90% de las especies de aves de la Península Ibérica. Un patrimonio natural que hay que conocer, valorar y proteger porque aporta un beneficio incalculable para el ser humano. El último informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos recoge que el 90% de las especies de plantas con flor dependen de la polinización animal, principalmente insectos y dos terceras partes de los cultivos agrícolas del mundo dependen de ella. Su disminución empieza a ser alarmante y ya se habla de crisis provocada por el uso de plaguicidas, muchos de los cuales se están tratando de prohibir en campañas ciudadanas e iniciativas al Parlamento Europeo.

    Con esta exposición de Ecologistas en Acción pretendemos aportar los datos suficientes para que sus visitantes reflexionen, tomen conciencia del problema, asuman sus responsabilidades e insten a los responsables públicos a cumplir esos compromisos firmados. Creemos necesario que esta nueva estrategia nos conduzca hacia un cambio profundo en nuestra forma de vida y en los modelos económicos y sociales. Es necesario “ecologizar” los medios urbanos, dignificar la agricultura y reducir su impacto, apostar por energías renovables, proteger los ecosistemas más biodiversos (los acuáticos, dulceacuícolas y marinos) y, por supuesto, luchar contra el cambio climático a todos los niveles, individuales y colectivos. Ecologistas en Acción volcará sus esfuerzos en lograr que la conservación de la biodiversidad sea una prioridad para las administraciones públicas y para la mayoría de la sociedad.

    En Morón de la Frontera hemos decidido llevar la exposición a uno de los institutos de enseñanza media y a uno de los sitios con más biodiversidad de nuestro municipio y que en esta pandemia está siendo más visitado por la ciudadanía, nuestra Sierra de Esparteros junto al río Guadaíra.

    La exposición estará instalada en:

    • 29 y 30 de abril de 2021. IES Carrillo Salcedo.
    • Sábado 1 de mayo de 2021. 10:00-14:00. Zona de Esparteros, junto al río Guadaíra.

    Fuente: GAIA-Ecologistas en Acción

    moroninfo-mar17