ENTREVISTA_ Sin Kalzones: “Nosotros somos felices con nosotros, nuestros instrumentos, en nuestro sitio, nuestro local de ensayo y nuestro pueblo”

    Rafael Hernández, Eugenio Oliva, José Manuel Jaramillo, y Manuel Tinoco. Quizá los fans más ‘grupis’ sí los conozcan por esos, sus nombres de pila, pero seguro que si digo ‘Piru’, ‘Negro’, ‘Mejicano’, y ‘Tinoco’, ya sabéis que me refiero a los “Sin Kalzones”, grupo moronense que cumple la friolera de 25 años, unas bodas de plata que han celebrado sacando su primera disco, su particular “hijo”, al que llamado “25 años sin dar la vuelta al mundo”.

    moroninfo-mar17

    PREGUNTA: “Sin Kalzones” lanza su primer disco, “25 años sin dar la vuelta al mundo”, ¿por qué ahora?, ¿por qué este título?

    RESPUESTA: El título lo propuso ‘Negro’ porque en realidad habíamos estado 25 años y no habíamos salido de Morón. No hemos hecho giras, ni hemos estado por ahí, y es un poco la base de lo que hemos hecho, que ha sido disfrutar de nosotros mismos. No nos hemos comprometido con retos mayores, sino simplemente lo que hemos hecho ha sido disfrutar de la música y al final hemos intentado reflejarlo todo en ese disco con ese título.

    Todo el mundo hace giras y da la vuelta al mundo y hace muchos conciertos y nosotros los conciertos los hemos dado para nosotros.

    En palabras de Tinoco hemos sacado este disco porque era “ahora o nunca”. O grabábamos ahora o cada vez iba a ser más difícil. Y dijimos: “adelante, ya iremos sorteando los inconvenientes económicos, y vamos a sacarlo”.

    Nos acordamos de que cuando Paco Pavía nos brindó la oportunidad de tocar por el 18 aniversario de su bar nos abrió un poco los ojos, porque nos invitó y había una serie de artistas. Eran todos españoles y entonces nosotros nos planteamos que íbamos a hacer versiones, como siempre hacíamos, pero como eran todos españoles y ya teníamos algunas canciones del disco, aunque llevábamos tiempo sin tocarlas, nos planteamos tocar algunas; y vimos una reacción muy buena del público.

    A partir de ahí nos planteamos de grabar el disco con canciones propias que parecían que tenían bastante aceptación.

    P: ¿Qué supone para vosotros ver por fin un disco vuestro en la calle?

    R: Es un parto, es un hijo. Además, es un hijo fruto de un matrimonio a cuatro, porque este grupo no deja de ser un matrimonio a cuatro que tiene sus cosas positivas, sus cosas negativas, sus discusiones, sus buenos momentos, sus malos ratos, tiene todo igual que una relación, pero es un poco más complicado porque es una relación a cuatro. Cuatro opiniones y cuatro formas de ver las cosas durante 25 años. Entonces, ha sido un verdadero parto.

    Es nuestro hijo. Y tiene los ojos azules, marrones, o verdes, nos da igual, pero es fruto de nosotros cuatro. 25 años juntos.

    P: Siempre habéis sido un grupo muy ‘de versiones’, pero en este disco es de temas vuestros. ¿Os teníais reservado lo mejor?

    R: Cuando tocamos los temas nuestros en el local de ensayo nos dimos cuenta de que las canciones iban, de que tenían tirón, y venía gente a vernos y nos decían que eran buenas, que tenían algo. Entonces, decidimos plasmarlas en el disco. Las versiones las seguíamos tocando aquí, pero nos centramos más en nuestras canciones, las fuimos puliendo hasta que vimos que iban, que no las queríamos retocar más, y cuando ya estaban más o menos a nuestro gusto decidimos plasmarlas en el disco.

    Fuimos muy valientes porque al final decidimos cantarlas en español. Todo el mundo sabe que el rock and roll cantarlo en inglés es muy sencillo, sobre todo, por el idioma porque todo encaja mucho más fácil, y en español es muy complicado. Primero de llegar, de entender, y de no confundir. Porque al final todo el mundo te encasilla en un sitio. Y, aunque puede haber muchas críticas sobre el disco, es algo distinto.

    Es un poco el riesgo que corrimos. Seguramente si hubiéramos hecho algo en inglés hubiera sido más sencillo, más comercial, hubiera sonado algo mejor, pero no nos hubiera gustado, no era lo que queríamos hacer.

    P: ¿Cómo y cuándo se da ese cambio de versiones a temas propios? ¿Quién se encarga de escribir y poner la música?

    R: El cambio es progresivo porque el número de versiones va decreciendo y el número de canciones propias va introduciéndose en el repertorio. Antes, en un repertorio de 20 canciones, que eran versiones de otros grupos, introducimos una. Surge en los ensayos, que estamos entre canción y canción tocando, improvisando, hablando de otros temas y de letras, y de posibilidad de encajarlas, y van entrando esas canciones propias en un repertorio de versiones hasta el punto de que, progresivamente, se convierte en un repertorio de canciones propias con algunas versiones, es decir, da un giro de 180 grados.

    Ahí nos damos cuenta de que realmente tenemos un disco, y que se puede grabar. Las versiones pasan a un segundo plano. Disfrutábamos tocando nuestras canciones propias, más que las versiones. Empezaron a motivarnos más.

    Realmente a partir del evento de Paco Pavía nos planteamos el tema del disco. Entonces, Rafa se encargó de coger las canciones y estructurarlas de una manera para que siempre fueran iguales, porque siempre improvisábamos y las tocábamos de una manera diferente. Así, Rafa se encargó de coger la canción y estructurarla. Y a partir de ahí, se plantea la canción, la escuchamos, estamos de acuerdo todos, y empezamos a ensayar todo siempre igual. Porque una vez que te metes en el estudio tienes que tener las cosas muy claras.

    P: “Sin Kalzones” ha tocado en la Feria, en la Verbena del Pantano…, en todo lo que fuera una fiesta popular, y el público siempre le ha acompañado. Le debéis mucho al pueblo de Morón.

    R: Nosotros no tenemos otra razón. De hecho, el título del disco va un poco también por eso, porque no hemos dado la vuelta al mundo por eso, porque no hace falta darla. Nosotros somos felices aquí: en nuestro local, no lo hemos ni pintado, ni le hemos puesto luces, ni nada. Nosotros somos felices con nosotros, con nuestros instrumentos, en nuestro sitio, nuestro local de ensayo y nuestro pueblo.

    A todos los conciertos que hemos dado ha venido gente. Gente que nos conocía de cuando empezamos, que tocábamos mucho en los bares. En los bares que había antes, que ahora no los hay. Ahora aquí en Morón no hay sitios dónde tocar.

    Siempre ha habido gente que nos ha aminado a sacar canciones propias. Eso también nos dio la inquietud de curiosear por ahí e intentar buscar nuestro estilo y nuestra manera de tocar.

    En este sentido, hacemos un llamamiento a través de esta entrevista para que haya más bares con música en directo en Morón. Siempre los ha habido. No sabemos si es por culpa de alguna ordenanza que lo impide, pero ahora no existe dónde se pueda tocar en directo. Hay muy pocos en Morón, creo que El Encuentro y poco más. Y éste tiene una apuesta muy concreta de tipo de música.

    Aun así, gracias a Morón Rock tenemos aquí algo que no teníamos hace 10 años. Morón Rock ha sido un salto de calidad impresionante en la música en Morón. Pero claro se concreta en un festival una vez al año. Es verdad que es un proyecto muy complicado para hacerlo mucho más repetidamente, y con muchísimo trabajo.

    Pero se echa de menos ese bar de antes tipo La Cuadra, el Taly, con esos conciertos por la noche. Eso se echa mucho de menos en Morón: la cultura de la música en directo.

    P: ¿Cómo veis el panorama musical en Morón? ¿Qué creéis que debe mejorar?

    R: El panorama musical en Morón ahora mismo es básico. Creemos que se debe a que como no hay sitios donde tocar. Los chavales que hacen un grupo y no tienen donde tocar se aburren, porque un grupo se hace para tocar delante de la gente. Eso es un punto que hay ahí bastante negativo.

    Lo de Morón Rock es una cosa alucinante porque que haya un festival aquí en Morón una vez al año, gratis, en un sitio tan bonito como es la estación, y tener la oportunidad de ver a grupos de otros pueblos; grupos que vienen a darle a la gente su música y su arte; eso era impensable.

    Aparte, queremos destacar la Verbena del Pantano cómo en los últimos años está poniendo un nivel que la está convirtiendo en el mejor evento, musicalmente hablando, que hay en Morón. En la mayoría de los bares del Pantano apuestan por la música y en cualquier sitio durante los tres días hay música. Nos parece increíble.

    Destacamos también a Los Morris, esa banda tan mítica, que ha vuelto a tocar hace poco y que hemos tenido la suerte de poder ir a verlos.

    P: ¿Consideráis importante que los niños y la juventud se formen en música, y que posteriormente la sigan aprendiendo en su tiempo libre?

    R: Es fundamental para los niños, para Morón, para la cultura de Morón, es fundamental que haya cantera, que la haya en cualquier estilo: música clásica, conservatorio, los cursos que hace Morón Rock, lo que sea. Recomendamos a los padres que les propongan, que les den la oportunidad hasta la saciedad de música, instrumento, cantar, solfeo, algo que esté relacionado con la música, porque la música te genera una serie de patrones muy favorables para el resto de tus actividades en la vida. Es decir, si tú tienes esa virtud de poder tocarla, o poder cantarla, o poder leerla, te conviertes en una persona mucho más culta y más preparada para otro tipo de retos en la vida.

    Nosotros no concebimos la vida sin la música.

    De todos modos, es muy complicado en Morón, porque un grupo de chavales de 18-20 años, si quieren pagar un local de ensayo, y si no trabajas y dependes de tus padres, necesitas instrumentos, necesitas el local, etc.; es muy complicado.

    De este modo, hacemos un llamamiento al Ayuntamiento para que ofrezca más sitios para las bandas para que los chavales toquen sus instrumentos. Hay pueblos que los tienen: San Juan, Tomares, entre otros, tienen sus locales de ensayos donde se paga una cuota simbólica para mantener el local limpio y demás. Morón es muy grande como para que no se tenga eso.

    En el tema de la música hay una cosa que es la inteligencia. Hay una inteligencia, que es la emocional, otra es la cultural, y otra es la musical. Alguien puede ser tremendamente torpe con las matemáticas y puede ser un virtuoso de la música. Y como en el colegio solamente estudias matemáticas o lengua, y solo se puede destacar en una de las dos cosas, la musical es un tipo de inteligencia que también debería ser algo obligatorio. Porque la música en realidad es matemáticas. Todo es orden, disciplina, constancia, premio, recompensa, lo tiene todo.

    Aparte, hoy en día es mucho más barato comprar un instrumento que hace 20-30 años, que valía un capital. Hoy en día hay muchos instrumentos de segunda mano.

    P: ¿Qué proyectos tiene ahora por delante “Sin Kalzones”?

    R: Básicamente, difusión del disco, y si en esa difusión conseguimos tocar en un festival un poco más grande o seguir creciendo, bienvenido sea.

    Desde aquí también le queremos dar las gracias a la organización de El Alternador por haber contado con nosotros. Creo que fuimos el único grupo que tocó sin disc, y la verdad que se portaron genial en todo momento. Desde el minuto uno nos dieron todas las facilidades. Increíble la experiencia y muy bien por El Alternador.

    En este sentido, creemos que está muy bien en este pueblo el Carnaval y el flamenco, pero si se apostara un poquito por echar una mano a los chavales a los que les gusta otro tipo de música, no solamente el rock, también el rap y otro tipo de música, porque parece que este pueblo se ha encasillado en el Carnaval y el flamenco y no puede salir de ahí. Morón Rock lo está intentando, pero claro necesita la ayuda del Ayuntamiento.

    P: Para finalizar, algo más que queráis aportar.

    R: Queremos agradecer a Domi porque nos ha apoyado mucho, nos ha dado todos los medios que él tenía, y nos ha hecho sentir muy bien a la hora de grabar el disco. Nos hemos sentido muy familiares porque a Domi lo conocíamos también de hace muchísimos años y el motivo de que decidiéramos grabar ahí es porque nos íbamos a sentir más a gusto que en ningún lado, y cuando grabas un disco en directo lo importante es que te sientas a gusto.


     *PARA ADQUIRIR EL DISCO*

    Estará a la venta en el Bar Pavía.

    “Cualquiera puede contactar con “Sin Kalzones” por redes sociales e instantáneamente tendrá en su puerta un disco firmado por los cuatro, o una postal específica para esta primera tirada, de serie limitada, que nos ha hecho una artista nacionalmente conocida”.

    Además, está en todas las plataformas musicales.

    moroninfo-mar17
    Compartir