“En este Martes de Marzo…”, por Ezequiel Ríos

    Foto: Juanma Guardado
    HorizontalFuentenueva

    En este Martes de Marzo en que volvemos a casa, no habrá hora de salida ni papeleta que valga donde hallar la cofradía por donde siempre nos pasa: por la calle del recuerdo, por el tiempo de la infancia, por la memoria que traza el recorrido más corto para salvar la distancia entre el amor recibido y el amor que nos ampara.

    En este Martes de Marzo en que volvemos a casa, no habrá botonaduras para abrocharnos el alma, ni cíngulo que en cintura nos meta nuestras plegarias. No habrá reparto de insignias a la hora señalada, ni se darán los cuadrantes, ni habrá costales ni fajas. Los nazarenos de blanco no se abrocharán las capas para formarnos los tramos, negros, con los que nos marcan el camino de Amargura hacia la Cruz más amarga. No habrá tiniebla en la cera ni en la calle habrá estampas, ni habrá un incienso que envuelva la caoba con la plata, ni habrá damascos de negro, esclavinas, ni dalmáticas, no habrá palio de cajón, ni cera en la solapa, ni ¡a pulso, la levantá!, ni martillo, ni peana, ni habrá una candelería -¡Vaya por Dios! ¡Apagada!- cuando en Marquesa de Sales suene la banda sonora del maestro Font de Anta.

    En este Martes de Marzo en que volvemos a casa, lo que habrá serán silencios, los mismos que cuando pasa, cada año por Carretas, Ese Hombre de madera, el Maestro de la infancia, que nos entrega la Vida y ante la muerte se planta, abrazando nuestra Cruz, de regreso a su morada, junto al patio salesiano que su Madre nos legara, donde siempre es Martes Santo y siempre Semana Santa.

    moroninfo-mar17

    VÍDEO DE LA SALIDA PROCESIONAL DE 2019

    moroninfo-mar17