El próximo 13 de enero comienzan las obras en la calle Bosque que implicarán la renovación de todo el pavimento

    La sustitución de la red de aguas en la calle Bosque es uno de los proyectos incluidos en el PFEA 2019

    En la mañana de hoy, el delegado de Urbanismo, Ignacio Cala, ha informado sobre el inicio de una de las obras pertenecientes al Plan de inversiones 2020. En concreto, se trata de las obras de la calle Bosque, las cuales van a comenzar el próximo 13 de enero.

    Según explicó Cala, se trata de “una calle que, por la situación geográfica en la que se encuentra en la ciudad, es muy estratégica, puesto que es la zona de paso de toda la ciudad hacia instalaciones tan importantes como el área de urgencias del Centro de Salud de San Francisco, o el instituto que hay por la zona”.

    moroninfo-mar17

    Igualmente, indicó que “la calle Bosque se encuentra dentro de esta fase de remodelación de todo el casco histórico que estamos emprendiendo en la ciudad de Morón. Es una calle en la que van a desaparecer absolutamente todas las barreras arquitectónicas (desaparecen las aceras), con una nueva pavimentación. La parte de tránsito peatonal quedará mejor delimitada de lo que se ha hecho en calles como Corredera, Marchena, o Vicario”.

    Este proyecto cuenta con un presupuesto de 263.000 euros, “de los cuales 122.000 euros son para mano de obra y unos 95.0000 euros para materiales (que también quedan en empresas de aquí)”, matizó el delegado.

    Volviendo a los trabajos, el proyecto “conlleva toda la remodelación de la calle. Se levanta todo el pavimento, se mete todo el saneamiento, se quita la conducción de agua de fibrocemento, y se va a incluir la instalación de alumbrado público y cableado para que, en el momento que Endesa quiera, pueda soterrar las líneas eléctricas”. Además, se “mejora del pavimento”, para ponerlo adoquinado.

    La obra se realizará en la calle Bosque completa, es decir, desde la Plazoleta de Correos hasta la confluencia de la esquina con la calle Sor Fermina de Urteaga. En este punto, Cala indicó que “vamos a intentar agilizar todo lo posible, dentro de las garantías necesarias, pero la duración prevista está entre los 3 y 4 meses. Nuestra intención es que la calle quede totalmente terminada para Semana Santa”.

    Tráfico

    Al tratarse de una zona “muy estratégica” como se mencionaba antes, mientras se realice la obra, el equipo de gobierno pondrá en marcha un plan de tráfico alternativo para las zonas afectadas. El mismo fue explicado por el delegado de Movilidad, Manuel Escalante.

    A este respecto, señaló que “para esta obra, como es un punto neurálgico que comunica la zona centro con la zona de San Francisco y La Milagrosa, en un principio solo vamos a adoptar una pequeña medida correctora y ver en este caso si es viable antes de ampliarla. En concreto, se va a poner en doble circulación el tramo de calle Llanete esquina Jerez Baja con esquina Espíritu Santo”.

    Según aclaró Escalante, “ya se puso con gran acierto cuando se hizo la obra de La Plata, con lo cual todos los coches que vengan por el centro, bajando por calle Sagasta, desembocarán en esa zona y podrán girar a la izquierda con vía hacia la zona del Llanete”.

    En este sentido, alegó que “es la zona más cercana que tenemos antes de tener un plan B previsto que, si éste no da buen resultado, ya se implantaría, sobre todo para darle una mayor salida y entrada al Centro de Salud, que es nuestro punto de referencia”.

    Igualmente, existe otra vía de acceso a esta zona por el Barrio de Santa María que se realizaría por las calles San Miguel, Cañuelos hacia calle Fuensanta, hacia Barrio de Santa María).

    moroninfo-mar17
    Compartir