El Espacio Santa Clara acoge la exposición “The damned”, de Rubén G. Calzada, uno de los ganadores del certamen “Arte en Cuarentena”

    Cedida: Canal 4

    Desde hoy, y hasta el próximo 23 de enero, el Espacio Santa Clara acoge la exposición “The damned”, que significa ‘los condenados’, según ha aclarado su autor, Rubén G. Calzada, uno de los ganadores del certamen “Arte en Cuarentena”, quién la ha presentado a los medios esta mañana junto a la delegada de Cultura y Turismo, Rosi Andújar.

    En declaraciones, el autor explicó que esta exposición “lo que hace es revisitar los vínculos que existen entre el homoerotismo dentro del contexto de la Alemania de los años 30. Habla del cuerpo y del poder, y de cómo estaba representado estaba a través de la cultura nazi del momento”.

    En primer lugar, se encuentran unas primeras piezas “que parten de Hans Suren, que hablaba y reflexionaba sobre el cuerpo y estaba muy influenciado por la cultura del cuerpo al aire libre. Aparte, tiene publicado numerosos volúmenes, lo que ocurre que sobre el año 36 reedita uno de sus grandes libros con connotaciones nazis ligadas al régimen”.

    moroninfo-mar17

    Así, “este apartado de la exposición hablaría sobre el cuerpo y sobre cómo estaría influenciado por la cultura nazi a través de los cánones grecolatinos. Había un par de escultores del régimen, que eran los que producían las grandes esculturas”.

    En segundo lugar, se encuentra otra pieza que “hace alusión más a la anotomía y cómo, en muchos de sus volúmenes, Hans Suren hablaba de los beneficios para la salud que tenía practicar deporte al aire libre”.

    En tercer lugar, “encontramos pequeños guiños o reflexiones en cuanto al poder y cómo dentro del poder existía la camaradería. La camaradería en los años 20 en la República de Weimar era muy apreciada. Allá por el 34 existe una dicotomía dentro del partido en la que el régimen tiene que tomar una decisión y hacer una purga y limpiar el partido de homosexuales”.

    De este modo, “en verano del 34 deciden hacer esta purga, que se llama ‘La noche de los cuchillos largos’. Arrestan a un general llamado Ernst Röhm y, junto con él, fusilan a gran parte del partido nazi. Justo una vez hacen esto, ya está hecha esta limpieza y se supone que pueden continuar sin homosexuales. Aun así, seguía habiendo homosexuales dentro del partido”.

    Seguidamente, se encuentra “otro punto clave”, que serían las Olimpiadas de Berlín del año 36. En él “aparece otra vez la representación del hombre vinculada a lo que es la fuerza y las habilidades y la figura de la mujer como algo más estático”.

    Junto a él está una pieza que “habla sobre la mujer”. La misma “es algo estático. Sirve como algo ornamental”.

    En sexto lugar, y volviendo a las Olimpiadas del año 36, “una de las directoras predilectas de Hitler era Leni Riefenstahl, y esta señora hace una película que se titula ‘Olimpia’ hablando de las grandezas de los nazis. En esta película encontramos determinados guiños un tanto homoeróticos, donde aparecen hombres desnudos dentro de una sauna, corriendo juntos desnudos, etc.”.

    Preguntado sobre cómo surge la idea de hacer una exposición de este tipo, Rubén G. Calzada indicó que “la idea surge a raíz de un proyecto que empiezo hace un año y medio sobre las atletas intersexuales. Este proyecto sería como un residuo de documentación que he ido encontrando (recortes de prensa, archivos fotográficos, un álbum de cromos, etc.). Con eso residuos, ya que mi obra está muy vinculada al archivo, ha dado lugar a esta exposición, ya que todos esos archivos tenían como un eje común”.

    En cuanto a qué es lo que más le ha llamado la atención a la hora de elaborar este proyecto, señaló que “la doble moral que existía en aquel entonces, que todo el mundo lo sabía. Pero lo que me ha resultado más curioso son esas pequeñas contradicciones que existían en multitudes de aspectos y que me iban sorprendiendo y que yo iba guardando como pequeños tesoros para luego ir pensando cómo representarlos”.

    Por último, respondió afirmativamente a si el periodo de cuarentena ha sido fructífero para él. “De hecho algunas de las piezas que están en esta exposición fueron desarrolladas durante la cuarentena”, concluyó.

    moroninfo-mar17