El Espacio Santa Clara acoge la exposición “Cuerpo, Caballo, Figura”, del sevillano Sergio Romero

    moroninfo-mar17

    Sergio Romero (La Rinconada, Sevilla, 1991) ha sido uno de los ganadores de Proyectarte 2020 por su exposición “Cuerpo, Caballo, Figura”, la cual puede verse en el Espacio Santa Clara de Morón hasta el próximo 20 de diciembre.

    Una muestra en la que, además del caballo, es protagonista el color negro. Preguntado sobre el porqué de estas elecciones, Romero explicó que “la temática es el cuerpo. Me interesa mucho el cuerpo y la anatomía. Me gusta mucho la figura humana, aunque en esta exposición se toque menos, porque mi última producción está siendo más con la figura del caballo, que empecé a pintarlo hace dos años en mi última exposición en Sevilla”.

    moroninfo-mar17

    Así, indicó que “como he pintado mucha figura humana anteriormente, ahora estoy indagando más sobre el caballo, sobre las posibilidades que tiene la imagen plástica, las similitudes que tiene con el cuerpo humano en cuanto a anatomía, en cuanto a potencia visual, etc. Me apetece y estoy de lleno metido en la figura del caballo”.

    En lo que respecta a su paleta de colores, reconoció que “se ha acortado un poco. Antes pintaba con más matices y otros colores y ahora uso menos colores, hemos reducido la paleta. Al final es una búsqueda estética de mi obra y de lo que me apetece y de la finalidad del cuadro que quiero hacer”.

    De este modo, señaló que lleva “muchos años pintando con más colores y desde hace poco he reducido esos colores a otros. Cuando ves mi obra parece que solo se usa el blanco y negro, pero realmente hay paleta. Tiene negro, pero también tiene marrones, carmines, verdes, azules, sepias, tiene un montón de colores”.

    En este punto, matizó que “también en los negros hay negros cálidos, negros azulados, negros más fríos. No es solo el hecho de coger blanco y negro. Sí es verdad que me fijo más en los caballos oscuros por esa cosa de crear una especia de abstracción entre el fondo oscuro y el caballo oscuro y que se mezcle y cree una imagen más misteriosa”.

    Con respecto a las diferentes técnicas utilizadas en esta exposición, aclaró que “sobre todo, últimamente estoy dibujando mucho, que hace unos años no dibujaba casi nada, solo pintaba, y he vuelto desde hace un año o así a dibujar, a hacer los estudios previos de los cuadros que quiero hacer después de gran formato”.

    Si usted va en los próximos días a ver la exposición de “Cuerpo, Caballo, Figura” se dará cuenta de que hay un cuadro que es claramente protagonista. Cuestionado sobre por qué ha hecho esa elección, el autor afirmó que le gusta “trabajar con las ideas que vienen, y antes de exponer en los espacios expositivos me gusta visitarlos. Cuando yo entré por la puerta de entrada de esta sala, que es magnífica, cuando vi ese ventanal, que es precioso, dije ese ventanal es demasiado bonito y va a tomar protagonismo antes que mi obra y pensé que tenía que meter un cuadro al tamaño de la ventana y que fuera esa obra la principal de la exposición”.

    Después, “con las ideas que tenía, fui haciendo bocetos y demás a ver qué forma y qué imagen iba a usar, y al final usé este caballo alzado, que hace una curva, como si fuera una ‘S’, dando esa forma de arco de medio punto, también creando como una ventana dentro de ese espacio”.

    Como mencionamos antes, Sergio Romero es uno de los ganadores de Proyectarte 2020. Preguntado sobre qué le ha parecido conseguir este premio, reconoció estar “muy feliz. Fue estupendo. Sobre todo, por la sala que tenéis, que para mí es de las mejores de la provincia de Sevilla”.

    Volviendo nuevamente a la exposición, la misma es “un resumen de los últimos dos años de trabajo” del autor. “Anteriormente, la exposición iba a ser las dos salas, abajo y arriba, pero por diferentes motivos al final solo es en la de arriba. Yo tenía preparados los cuadros que están al principio, que son de una temática de ‘cuadros rojos’.

    Como me le he tenido que subir arriba, en vez de presentar 30 obras, son 21, porque prefiero que no haya tantas, sino que menos es más y que cuando llegue el espectador a la exposición se vaya parando en cada obra. Hay obras que ya estaban producidas y otras en las que ya estaba pensando en el proyecto de Morón”.

    De hecho, en esta muestra “todo tiene conexión. Aunque siempre se habla de proyecto, yo trabajo naturalmente de lo que va saliendo y al final todo tiene un por qué y un hilo conductor. La imagen del caballo alzado también surgió porque vi el escudo de Morón y la imagen del escudo es un caballo blanco en alzado en una postura más de alta escuela y yo quise hacer un guiño a ese escudo”.

    Preguntado sobre qué ha descubierto tras este tiempo de estudiar al caballo, Romero detalló que “todo empezó con un encargo, que fue una copia del Conde Duque de Olivares. Yo nunca había pintado ningún caballo, ni me había fijado en el caballo como modelo para mi producción, y desde ahí, de manera natural, me he fijado más en los caballos”.

    A tenor de esto, recordó que “en nuestra tierra hay muchísima gente que tiene caballos y te vas fijando, y empecé a hacer dibujos y a usar el caballo como el propio humano.

    En mi última exposición hace 2 años pinté uno. A partir de ahí, estuve en Italia hace justo un año para un proyecto y me centré solo en la figura del caballo”.

    Por último, cuestionado sobre si continuará con este proyecto, mencionó que ahora está exponiendo en Barcelona, “también piezas relacionadas con esta muestra, en azul tierra. Después, en enero tengo otra en Portugal, dónde quizá alguna de estas obras sea parte de la misma, porque por tiempo es imposible producir, pues para aquella también habrá una obra principal”. “Voy a ir por el mismo estilo. No puedes cambiar a otras imágenes tan rápido. Eso va poco a poco. Posteriormente, tengo otra en Roma, dónde también irá por esta línea”, concluyó.

    moroninfo-mar17