El equipo de gobierno llevará a Pleno un nuevo paquete de ayudas económicas, además de una ordenanza para actuar en solares y edificios ruinosos

    El portavoz del equipo de gobierno, Ignacio Cala, quiso presentar algunos de los puntos que llevan al Pleno ordinario del mes de noviembre, que se celebra este jueves (17 horas, Salón de Plenos).

    En primer lugar, el equipo de gobierno lleva varias modificaciones de crédito encaminadas a aprobar un nuevo paquete de ayudas económicas. “Continuamos en ese importante sobresfuerzo económico que estamos haciendo el Ayuntamiento de Morón de la Frontera para ayudar a nuestros vecinos y a nuestro pequeño comercio”, explicó Cala.

    Por un lado, “llevamos un nuevo paquete de ayudas para disponer de recursos económicos para un nuevo plan de empleo. Llevamos ya en lo que va a de año dos planes de empleo en colaboración con la Diputación provincial de Sevilla, a los cuáles el Ayuntamiento a cada uno de ellos está aportando más de 100.000 euros”. Es decir, “ya llevamos más de 250.000 euros aportados a los planes de empleo que se están poniendo en funcionamiento con la Junta de Andalucía”.

    moroninfo-mar17

    Así, ahora “volvemos a aprobar con esta modificación de crédito una nueva partida para dotar de más fondos estos planes de empleo ante la posibilidad de que sigan viniendo los mismos”.

    Por otro lado, se pone en marcha “un nuevo paquete, el tercero, de ayudas al comercio local para ayudarles en esta situación de crisis que se ha provocado por el Covid-19”.

    En definitiva, una “importantes esta modificación de crédito”, con la que “por un lado vamos a mejorar a las personas que lo están pasando peor con ese plan de empleo que, al menos, ayuda durante unos meses a solucionar parte de los problemas que se le ocasionan a muchas de las familias de Morón; y, por otro lado, al pequeño comercio, que también está muy necesitado en estos momentos”.

    Ordenanza sobre solares y edificios ruinosos

    En segundo lugar, el equipo de gobierno lleva “una ordenanza que va a facilitar al Ayuntamiento la intervención en problemas que estamos teniendo con viviendas ruinosas, abandonadas y solares”.

    Se trata de un borrador de ordenanza municipal de registro de solares y viviendas ruinosas. A este respecto, Cala recordó que “el Ayuntamiento de Morón tiene un mecanismo de sus normas subsidiarias que permite intervenir, u obliga, a los propietarios de viviendas y solares en ruinas o mal conservadas. Pero se estaban dando situaciones por las que el Ayuntamiento necesitaba un instrumento legal para poder culminar esa labor que estamos haciendo de mejora de esos solares y viviendas ruinosas que tantos problemas están ocasionando”.

    Por tanto, “era necesario tener una herramienta legal, de la que nos vamos dotar con esta ordenanza, para terminar de solucionar esos problemas para intervenir en las viviendas que están en ruinas y en los solares que están abandonados en el casco urbano de Morón de la Frontera”.

    De hecho, esta nueva ordenanza “va a permitir al Ayuntamiento un mecanismo de expropiación forzosa para aquellos propietarios que no atienden la necesidad de tener sus viviendas en buen estado”.

    ¿Cómo funcionará la ordenanza?

    Se registran las viviendas y solares ruinosos a través de un procedimiento. Entonces, a través de la normativa de la ordenanza, la misma nos permite que se tengan cumplir determinados plazos:

    • “Tiempos de ejecución material de obras”.

    Es decir, “una obra abandonada que se queda eternamente. Se van a establecer plazos para la construcción. Eso va a evitar que haya especulaciones urbanísticas con determinados solares o viviendas”.

    • “Evitar la ruina intencionada de las viviendas”.

    “Hay viviendas que tienen grados de protección y hay personas que están mal utilizando el expediente de ruina. Dejan la degradación permanente de una vivienda que tiene un grado de protección y utilizan la degradación para que al final sea irremediable el mantenimiento de la construcción tradicional en el casco histórico.

    En este punto, Cala matizó que “Morón durante muchísimos años ha perdido sus construcciones tradicionales. En muchas calles se ha perdido esa identidad”.

    Por otro lado, aclaró que “además, se establece un mecanismo, que lo necesitábamos, para poder sacar a concurso. Si después de unos plazos el propietario de una vivienda en estado de ruina no atiende la necesidad de limpieza, intervención y mejora en la misma, el Ayuntamiento podría hacer un concurso de expropiación de esa vivienda, con lo cual se solucionarían esos casos que se están dando dónde los propietarios hacen caso omiso al Ayuntamiento y a la normativa municipal”.

    Preguntado sobre a manos de quién pasaría el solar expropiado en el concurso, Cala señaló que “puede quedar en manos del Ayuntamiento o de un particular. Es un concurso. Una vivienda que incumple los deberes de conservación, restauración y mantenimiento sale a concurso. El Ayuntamiento es la última parte del concurso, pero puede acceder un propietario particular. Evidentemente, al propietario de esa vivienda se le pagará el valor de la misma”.

    moroninfo-mar17