El Consejo Regulador de las IPGs manzanilla y gordal sevillanas explica en Morón las oportunidades que se le presentan al sector aceitunero

    El Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas de la Manzanilla y Gordal de Sevilla organizó ayer miércoles 13 de marzo en Morón una informativa con el objetivo de dar a conocer al sector aceitunero de la localidad, las líneas de trabajo del propio consejo así como el procedimiento de inscripción en los distintos registros dentro de las IGPs (Indicación Geográfica Protegida).

    El acto, celebrado en el salón de Actos del Centro de Empresas, contó con la inauguración del Alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez, y las intervenciones del Presidente del Consejo Regulador, Juan Luis Oropesa, así como la Secretaria General del mismo, Rosario Acosta.

    moroninfo-mar17

    Juan Manuel Rodríguez explicó a los medios de comunicación presentes que “proteger la aceituna manzanilla y la aceituna gordal sevillana es muy importante”, ya que para el agricultor, le permite “que su cultivo le salga más rentable, a la vez que le añade valor a la producción de aceituna de mesa de aquí desde el punto de vista comercial”. El Alcalde también destacó el papel que juegan las industrias agroalimentarias y, en concreto, las dedicadas al aderezo, envasado y distribución de aceitunas de la localidad, y se ofreció para que, desde el Ayuntamiento, “se busquen caminos de consenso para que se beneficie todo el mundo, desde los agricultores a las empresas comercializadoras de ámbito menor, a las primeras industrias, que como todo el mundo sabe, son el principal valor de creación de empleo en Morón”.

    Además, Rodríguez invitó al Presidente del Consejo Regulador a que considere la posibilidad de establecer en Morón la sede de este organismo que comenzó a dar sus primeros pasos en 2015 y que ahora encara una fase decisiva.

    Por su parte, Juan Luis Oropesa agradeció al Alcalde la acogida de esta jornada, “porque el Consejo Regulador tenía que estar en Morón, porque Morón es la base de la industria de la aceituna de mesa en la provincia de Sevilla”. En cuanto a las aceitunas manzanilla y gordal sevillana, el presidente recalcó que, “por prestigio, reputación y calidad, deben ser diferenciadas” con las IPGs, ya que “no estaban lo suficientemente cuidadas, pero desde el Consejo Regulador venimos a ofrecer una nueva oportunidad de comercio de estas aceitunas en un mercado muy global pero que va buscando precisamente las diferenciaciones y la garantía en el origen y en la variedad de lo que se está comprando. Lo que buscamos es que cuando el producto llegue al consumidor, decida además de por precios, por la calidad”.

    A la charla acudió como público representantes de las cooperativas agrarias olivareras, las industrias transformadoras, así como las envasadoras y comercializadoras de aceituna de mesa. De hecho, el Consejo Regulador acoge ya a más de 6.000 olivareros productores de la variedad manzanilla sevillana, lo que supone un tercio de la producción total estimada en 150 millones de kilos.

    Pero Juan Luis Oropesa también apuntó que, si bien es necesaria la unión de productores ante esta “nueva oportunidad, no es una restricción”, también lo es el papel del consumidor. Oropesa señalaba que “si es verdad que nosotros, como olivareros que somos, tenemos mucha confianza en el producto, creemos que son las mejores aceitunas del mercado, el envasador tiene que confiar también, y lo sabe. Pero nos faltaba la parte del consumidor, y es que entendemos que hasta ahora no podía apreciar las calidades y las garantías porque no tenía las certificaciones. Eso se consigue con promoción”.

    moroninfo-mar17
    Compartir