El ciclo “Primavera de los libros” del Módulo Azul se cerró con el Teatro Lebrijano como protagonista

    El pasado viernes 26 de abril se clausuró el programa “Primavera de los libros” impulsado desde el Colectivo Módulo Azul. El Teatro Estudio Lebrijano fue protagonista de la última jornada por partida doble: con la presentación del libro Teatro Lebrijano: 1966, un despertar de la conciencia, de Raúl Limón (Editorial Niebla), y con la proyección del documental Más allá del escenario: 50 años de Teatro Lebrijano, dirigido por Nonio Parejo.

    Antes, los miembros del colectivo materializaron un viejo proyecto: la inauguración de la biblioteca del Centro Social Julio Vélez. Un modesto pero riquísimo fondo de mil quinientos ejemplares que estará a disposición de todo el vecindario de Morón. El catálogo abarca, principalmente, pensamiento político, educación, geografía e historia, arte y literatura, conformando una muy singular –y, en algunos casos, sorprendente- colección de títulos.

    moroninfo-mar17

    En cuanto a la presentación de Teatro Lebrijano, se contó con miembros de la histórica compañía cuyo estandarte era Juan Bernabé, fallecido a la temprana edad de 24 años en 1972. Ángela Mendaro y Pepe García acompañaron al autor del libro, Raúl Limón, y narraron la influencia de Teatro Lebrijano en aquellos años de despertar de conciencias previos a la transcisión.

    Según Mendaro, las relaciones con Morón por aquel entonces eran estrechas. “Nuestro teatro era un teatro político y en aquel momento también había mucha movida política aquí en Morón. Pero sobre todo por Alfonso Jiménez Romero, que estuvo aquí haciendo teatro, y también con Julio Vélez, con el que tuvimos relación. Él con la poesía y nosotros con el teatro”, señalaba.

    Ángela destacaba que la figura de Juan Bernabé ha estado y está muy reconocida en su Lebrija natal y el entorno, gracias en parte a la labor de la Asociación Cultural Juan Bernabé, y al trabajo realizado en escuelas e institutos para seguir transmitiendo su legado a los más jóvenes. También el teatro municipal lleva el nombre del Bernabé, así como la muestra de teatro que se celebra anualmente.

    Precisamente sobre ese reconocimiento, Raúl Limón señalaba que, si bien dentro de nuestras fronteras Teatro Lebrijano sigue siendo una referencia, “quizás le falta el reconocimiento internacional que debería haber tenido”. Para Limón, la compañía “supo aglutinar cosas que hasta entonces habían sido solo experimentos y no habían terminado de cuajar. Ensambló el flamenco, la escenografía, la coreografía, el escenario, el espacio, el público… Todo lo que compone el teatro, que es infinito porque son miles de circunstancias, él las ensamblaba en una sola experiencia”. Hasta el mismo Buero Vallejo señaló que eran “dignos sucesores del teatro de García Lorca, y si no hubiese sido por la temprana muerte de Juan Bernabé, aún estaríamos hablando del Teatro Lebrijano”.

    En cuanto a la obra, su autor destacaba que “es una crónica periodística sobre el Teatro Lebrijano. No intenta ser un tratado sobre el mundo del teatro sino quién fue Juan Bernabé y qué supuso su obra y todos aquellos que le rodearon. Una crónica histórica que recorre a lo largo del tiempo desde los inicios de Juan y el entorno en el que nace, crece y se hace como persona y como dirigente teatral, hasta su final, y a través de sus obras también”.

    Por su parte, Pepe García explicaba que el documental de Nonio Parejo se rodó a los 10 años de la muerte de Bernabé, en 1982, cuando sus compañeros le rindieron homenaje con la que sería la primera semana de teatro Juan Bernabé. “Nonio con dos personas más y con equipos muy austeros, hicieron una grabación del espectáculo que hizo Teatro Lebrijano sobre la obra de Alfonso Jiménez Romero, amigo y compañero durante muchos años en la historia del Teatro Lebrijano”, explicaba García.

    Fotos: Gabi Giráldez

    moroninfo-mar17
    Compartir