Ecologistas en acción se opone a la reapertura de la cantera de la Venta de Esparteros en la Sierra de Morón

    Las ansias de destrucción de la Sierra de Morón no tienen límite. Después de obtener SIDEMOSA la prórroga de 30 años para su macrocantera, con la complicidad del Ayuntamiento de Morón de la Frontera y de la Junta de Andalucía, ahora la empresa LALO SILES, del mismo empresario, pretende reabrir la cantera situada detrás de la venta de Esparteros, junto al río Guadaíra.

    Se trata de la cantera denominada RSA nº79 Esparteros que está inactiva desde hace más de 20 años, concretamente desde el 31 de diciembre de 1997. Nunca se ha sometido a una Evaluación de Impacto Ambiental, y a pesar de ello, la autoridad minera le otorgó en 1999 una autorización de reinicio para 10 años, también con la complicidad del Ayuntamiento de Morón de la Frontera, y en 2011 volvió a otorgarle una prórroga hasta el año 2021, incumpliéndose radicalmente la legislación ambiental vigente.

    En marzo de 2016, ante la insistencia de Lalo Siles para reiniciar las explosiones en la cantera, la autoridad minera provincial denegó autorización para uso de explosivos, atendiendo a las alegaciones presentadas por tres familias que viven muy cerca de la cantera, a 100, 200 y 300 metros respectivamente. Y ante esta negativa, la empresa ha interpuesto un recurso contencioso administrativo que actualmente se sigue actualmente en el Juzgado nº1 de Sevilla.

    En abril de 2016 Ecologistas en Acción solicitó a la autoridad minera que anulara las autorizaciones de reinicio de 1999 y la prórroga de 2011, por vulnerar la legislación ambiental y urbanística vigente en Morón, que prohíbe las actividades extractivas en la Sierra de Esparteros, sin que hasta la fecha haya obtenido ninguna respuesta a esa petición. Ahora, a ese silencio de la Junta de Andalucía, se une la modificación del PGOU que acaba de aprobar el pleno del Ayuntamiento de Morón, que favorece la continuidad de las canteras, simplemente por la existencia de esos permisos mineros.

    La cantera se sitúa a escasos metros del río Guadaíra, y de hecho la empresa pretende sacar los camiones cargados con piedra cruzando el río junto a la venta de Esparteros, hacia la carretera Morón-Coripe.

    Pero el río Guadaira forma parte de la Red Natura 2000 desde el 16 de julio de 2006, como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y declarado Zona de Especial Conservación (ZEC) en marzo de 2015 por la Consejería de Medio Ambiente, y en diciembre de 2017 la Comisión Europea ha realizado la última actualización de la ZEC Río Guadaira, ampliando la protección hasta 227 hectáreas y confirmando la presencia de hábitats naturales y especies prioritarias con arreglo a la Directiva Hábitats, lo que implica necesariamente la evaluación ambiental de cualquier proyecto que pueda afectarle, como por ejemplo la referida cantera.

    A las protecciones medioambientales existentes hay que añadir la propuesta de la propia Consejería de Medio Ambiente de dotar de la figura de Paisaje Protegido al curso alto del río Guadaira, incluyendo a la propia Sierra de Esparteros, en clara contradicción con el hecho de permitir la proliferación de canteras que destruyen precisamente ese paisaje.

    Fuente: Ecologistas en Acción 

    Compartir