CEREBRO Y SALUD_ “Las emociones”, por Jesús Gómez Cabezas

0
59
moroninfo-mar17

No hace mucho, leía un artículo que llevaba por título “El cerebro necesita emocionarse para aprender”. Y ya desde un principio, algo me hizo detenerme a examinarlo. Me sorprendí pensando en la veracidad de tan aparentemente obvia afirmación, pues muchas veces nos podemos llegar a plantear si realmente todo lo que hacemos necesita de un reforzador o motivador para poder llegar a hacerlo. Pero, igualmente, me sorprendí contestando a esa cuestión.

El cerebro necesita de todos y cada uno de los neurotransmisores, hormonas y demás sustancias químicas encargadas de llevar a cabo las más de 100.000 reacciones químicas que se pueden contabilizar por minuto dentro de él. Y llegados a este punto nos podemos preguntar qué tiene que ver todo esto con la emoción. Pues en realidad más de lo que podemos imaginar.

Recientes estudios de neuroimagen parecen confirmar la importancia que tienen las emociones en aspectos tan importantes como la memoria y el aprendizaje.

moroninfo-mar17

A través de pruebas de neuroimagen funcional los neurocientíficos han logrado observar cómo, tras exponer a ciertos pacientes a determinados estímulos o experiencias, el cerebro reacciona y es ahí donde podemos ver cómo determinadas zonas del cerebro se “iluminan”, asociando así dichos estímulos a determinadas emociones y estás a su vez al funcionamiento específico de ciertas áreas cerebrales.

De este modo, muchos investigadores han llegado a la certeza de como ante ciertos estímulos y emociones ciertas áreas del cerebro se estimulan más que otras, coincidiendo en muchas ocasiones con las principales zonas encargadas de la memoria y del aprendizaje. Por lo tanto, podemos llegar a concluir que si durante el proceso de enseñanza, aprendizaje, metemos, más deliberadamente si cabe, la emoción, estaremos asentando las bases para un aprendizaje más fuerte y significativo.

Extrapolando esto mismo a los colegios y a las aulas debemos fomentar, tanto a nivel individual como en lo referente a las políticas educativas, la inclusión de más espacios destinados al fomento de actividades donde la emoción esté presente.

Como dijo el neurocientífico y neurólogo portugués, Antonio Damasio, “Hay que separar las emociones de los sentimientos”, entendiendo estos últimos como las experiencias mentales de estados corporales, o dicho de otro modo, los sentimientos se terminan convirtiendo, para este autor, en cómo nuestro cerebro interpreta y aprende de las emociones que llegamos a experimentar.

Concatenado secuencialmente esto, una experiencia puede llegar a provocar en nuestro sistema una emoción que nuestro cerebro va a interpretar de cierta manera. De nosotros depende, por lo tanto, que dichas experiencias se asocien a emociones positivas y a sentimientos agradables hacia esas experiencias.

Si fomentamos una educación emocional donde cada niño y niña sea capaz de, primero, reconocer sus propias emociones. Segundo, a controlar y regularlas. Y tercero, de gestionar los sentimientos que generan dichas emociones, estaremos educando personas empáticas, fuertes, sensibles, decididas, optimistas, en fin, estaremos educando niños felices.

moroninfo-mar17