“Castración y esterilización en nuestros perrunos” por Maëva Ambos

    En este artículo vamos a hablar sobre la esterilización, esa operación a la que mucha gente es reacia. Hablamos desde nuestra experiencia y opinión personal, en las cuales han influido los consejos de expertos veterinarios y gente relacionada con el mundo del perro.

    El momento perfecto para castrar o esterilizar a un perro es entre los 6 y 8 meses de edad, aunque se dan casos en los que alcanzan la madurez sexual antes o después. Esto no implica que si no se hace con esa edad sea desaconsejable, al contrario. Ver un perro castrado es señal de un propietario informado, concienciado con las necesidades y la salud del animal.

    1. CASTRACIÓN EN MACHOS
    moroninfo-mar17

    Es una operación muy sencilla, dura menos de una hora, la cicatriz es de apenas 4 o 5 puntos, que desaparece con el tiempo, con el valor añadido de que su coste es menor que la de las hembras.

    La recuperación es rápida y no supone grandes molestias ni para el dueño ni para el perro. El primer día estarán algo aturdidos y molestos, por lo que es recomendable reposo y que no hagan esfuerzos. Son comunes los vómitos y que hagan pis con más frecuencia de lo normal.

    1. ESTERILIZACIÓN EN HEMBRAS

    Es una operación un poco más complicada, pero si la salud del animal es buena tampoco está catalogada como peligrosa. La intervención es más duradera, la recuperación más lenta y la herida un poco mayor. Vuestro veterinario les orientará mejor acerca del proceso.

    El perro es un animal cuyo primer sentido es el olfato. Cuando entran en periodo de celo el olor de los machos y las hembras los invita a aparearse. El olor de una hembra en celo puede extenderse varias manzanas. En el caso de los machos se les extirpa los testículos y en el de las hembras los ovarios. Desde que son castrados dejan de desprender ese olor y además la hembra deja de tener el celo, algo muy ventajoso porque dejan de tener esos días tontos en los que están más gruñonas, las mujeres me comprenderán.

    –  Se reduce a 0 el riesgo de tumores de testículos y casi un ¡¡100%!! los tumores de mama, ya que la hormona que producen los ovarios influye en el desarrollo de estos.

    –  Evitamos embarazos psicológicos, por no mencionar que todos los perros hagan pis en tu puerta.

    –  Si no consiguen aparearse van acumulando frustración, lo que deriva en problemas de conducta: se escapan, se pelean, no se sienten satisfechos. Reproducirse en época de celo es una necesidad primaria, casi como comer o beber.

    1. MITOS

    – Engordan. Falso. Lo que suele ocurrir es que están menos nerviosos porque no necesitan aparearse y para colmo sus dueños, por pena, le dan más cantidad de comida. Con ejercicio y una buena alimentación esto no es un problema.

    Les cambia el carácter, sobre todo en el caso de los machos. Falso. Demostrarán el mismo interés y la misma energía por jugar y por trabajar. No por ello una hembra va a ser más agresiva o un macho peor guardián.

    – Elimina la agresividad. Falso. Lo que la elimina es un dueño consciente de las necesidades del animal, que las satisfaga, que le imponga una estructura, reglas y límites.

    – Se les priva del placer sexual. Falso. Los perros se aparean cada seis meses, que es cuando la hembra tiene el celo. No lo hacen por placer, lo hacen por instinto. Son irracionales. Es una conducta impuesta por la naturaleza para que prevalezca la especie.

    1. ELEGIR EL.MOMENTO DE LA CASTRACIÓN

    Esperar a que tenga el primer celo. Grave error si puedes hacerlo antes, se debe castrar antes del primer celo, ya que disminuye bastante la posibilidad de tener un cáncer de mama en un futuro.

    Como alternativa a la castración cabe mencionar la esterilización. Parecida a la de los humanos, solo evita que puedan procrear. No elimina las hormonas, ni el celo, ni el olor. Equivalente a la ligadura de trompas o la vasectomía. Conservan los órganos reproductores.

    Personalmente preferimos la primera, pero es una opción a tener en cuenta para controlar la población de perros y evitar camadas no deseadas.

    Para terminar, he de decir que además de todas las ventajas descritas anteriormente, haciéndolo evitamos que haya más perros en las calles, en protectoras, refugios (donde al menos suelen tener comida y un techo) y evitamos que los sacrifiquen.

    No estamos en contra de la compra de perros de raza, pero si piensas poner un animal en tu vida, date una vuelta por estos lugares, los hay de todas las razas, edades, colores y tamaños. Hay millones de perros que necesitan una oportunidad, una familia.

    moroninfo-mar17
    Compartir