«Casas de acogida» por Sandra Jurado, Refugio Canino San Antón

    BannerSanAnton2Las casas de acogida colaboran con el refugio ofreciendo su hogar y sus cuidados de forma temporal a uno o varios de nuestros perros. La asociación se hace cargo de los gastos derivados de la asistencia veterinaria, vacunaciones… Ser voluntario como casa de acogida es una experiencia gratificante para ti y muy útil para los perros acogidos. Las casas de acogida son la salvación de animales que por sus condiciones no pueden vivir en el refugio.

    Ventajas para el perro

    • El animal tiene la ventaja de vivir en casa, junto a su familia temporal. Mucho mejor que hacerlo en el refugio.
    • Las familias de acogida socializan los perros. Fundamental para una posible futura adopción.
    • El perro recupera su confianza en las personas en el caso de animales maltratados o pierden sus miedos en caso de animales traumatizados.
    • Un hogar es el lugar ideal para que crezcan los cachorros, se recuperen los enfermos o para que descansen los abuelos.
    • El perro acogido tiene la oportunidad de enamorar a su familia temporal y hacerla suya para siempre.
    moroninfo-mar17

    2 Características de los animales en acogida

    Cachorros: los pequeños necesitan cuidados constantes que en el refugio no pueden recibir debido a la limitación del personal voluntario. Igualmente, en el asilo están expuestos a enfermedades y dado su sistema inmunitario aún inmaduro, nos arriesgamos a que no sobrevivan. Necesitan personas dinámicas con ganas de salir a pasear y conocimientos para enseñarles pautas básicas de obediencia.

    Enfermos o Recién operados: Necesitan atenciones, curas , medicación y un espacio tranquilo donde recuperarse . En el refugio no cuentan con la tranquilidad deseada para el periodo de convalecencia ni personal disponible las 24 horas del día para tratarlos. Buscamos casas de acogida dispuestas a cumplir con las rutinas de curas, citas veterinarias…

    Abuelos: Se trata de brindarles la oportunidad de vivir con dignidad y al calor de un hogar el último periodo de sus vidas. Lo ideal para ellos es que el periodo de acogida sea indefinido, dado que las adopciones en estos casos es más difícil. La ventaja de tener un abuelito en casa es que son tranquilos y obedientes. En cualquier caso, las familias tienen el placer de disfrutar de ver crecer unos bebés, ver recuperarse a un enfermito o darle un adiós digno a un abuelito.

    Derechos y obligaciones de las casas de acogida

    • Las casas de acogida recibirán toda la información relativa al animal que acojan. Datos como el estado de salud, carácter, alimentación adecuada…
    • Las casas de acogida no podrán dar en adopción al animal acogido. Sigue siendo potestad de la asociación hacerlo.
    • Los gastos veterinarios serán financiados por el refugio.
    • Estaremos siempre disponibles para apoyar a las casas de acogida con sus problemas diarios y haremos seguimiento de éstas.
    • Los perros que se van en acogida lo harán con todas sus vacunas al día para evitar cualquier posible contagio a los animales de la familia. Así como un calendario de las próximas vacunas o visitas veterinarias con cualquier otro fin.
    • Las acogidas no deberán mimar en exceso al perro con el pretexto de las vidas duras que la mayoría han sufrido. Se le darán instrucciones de comportamiento: andar con correa, ser limpio en casa, ser sociable con personas y otros animales…
    • Las casa de acogida deben saber que los perros están en trámites de adopción y una vez el animal ha sido reservado por otra familia, la casa de acogida pierde el derecho a su adopción.

    El difícil adiós

    Antes de ser casa de acogida debemos saber que nuestra relación familiar es temporal. En la mayoría de los casos se extinguirá con la adopción del animal. El vínculo creado en ese tiempo es tan fuerte como el que creas con peludos definitivamente adoptados y las despedidas siempre son difíciles. Dejamos ir al que ha sido uno más en la familia y posiblemente no tendremos esperanza de reencontrarnos con él. Aun así, y a pesar del dolor, todas las casa de acogida que conozco repiten la experiencia porque la satisfacción de haber salvado una vida compensa la pena del adiós.

    Gracias por tu generosidad

    A parte de animaros a todos a colaborar como casas de acogida de San Antón, no puedo concluir sin agradecer a todos aquellos que con generosidad infinita han abierto las puertas de sus casas a nuestros niños aun sabiendo que cuando estos parten dejarán un vacío grande en casa y un lleno inmenso en sus corazones.

    moroninfo-mar17
    Compartir