Balance positivo de las campañas realizadas por la Policía Local para mejorar la seguridad vial en la ciudad

    Excelencia

    En la mañana de hoy, el delegado de Movilidad, Manuel Escalante, y el jefe de Movilidad de la Policía Local, Jesús Martín, han realizado un balance de las últimas campañas que se han realizado junto a la Dirección General de Tráfico (DGT) en el marco del convenio que hay establecido entre ambas entidades.

    En los últimos meses se han llevado a cabo varias campañas con el objeto de mejorar la seguridad vial en la ciudad, todas ellas con un balance muy satisfactorio y con muy buenos resultados. Entre estas campañas destacan transporte escolar, camiones o el correcto uso del cinturón de seguridad y las sillitas en los vehículos para los niños. Además, la próxima semana dará comienzo una nueva campaña centrada en las plazas de aparcamiento de movilidad reducida.

    En este sentido, Jesús Martín, encargado de exponer el balance de dichas campañas, aseguró que las mismas “han sido bastante satisfactorias”.

    moroninfo-mar17

    En primer lugar, “en el mes de enero hicimos una campaña de transporte escolar y de menores, en el que se encontraron la totalidad de los transportes que tienen uso los escolares de nuestra localidad. De los 15 vehículos que se interceptaron solo hemos detectado una única infracción de una leve señalización que quedaba pendiente de colocar. Fue algo prácticamente insignificante”. En este punto, matizó que fue “una campaña muy fructífera y con muy buen resultado respecto a lo que se exige en la normativa de ese tipo de transporte”.

    En segundo lugar, “en el mes de febrero se ejecutó la campaña de transportes de camiones y de autobuses. Desde nuestra intervención también tuvimos una serie de resultados bastante interesantes. Se interceptaron unos 60 camiones y, aproximadamente, solo se inmovilizaron 3 por deficiencias técnicas (que fueron algunas de carácter grave), incluso algún conductor que dio positivo en alcoholemia”.

    En tercer lugar, “la campaña más interesante que hemos llevado a cabo fue la del mes de marzo, que fue la de cinturones y sistemas de retención infantil. En total se interceptaron a 573 conductores, de los cuales 66 (11,5%) no usaban cinturón de seguridad”.

    A este respecto, señaló que “estos conductores cometían infracción grave, una infracción de 200 euros, de 3 puntos de pérdida del permiso de conducir”. “La gran mayoría fueron sancionados, salvo justificaciones muy elementales”, añadió.

    Igualmente, “de los 174 pasajeros que se interceptaron, 21 también circulaban sin hacer uso del cinturón de seguridad”.

    Con todo ello, “esto conlleva a que un 12% de los conductores y de los usuarios de vehículos todavía no nos colocamos el cinturón de seguridad. Es un elemento de seguridad pasiva elemental para circular”.

    Para ello, “en la televisión nacional la DGT ha promovido una campaña publicitaria muy potente con la que se intenta estimular el uso de este elemento de seguridad”.

    En cuanto a los sistemas de retención infantil, “lo que más nos llama la atención es que en esta campaña se detectaron a 15 menores sin hacer uso de este sistema. Eso no se puede tolerar”.

    De este modo, afirmó que “nosotros no toleramos que ningún menor vaya sin hacer uso del sistema de retención infantil porque estamos poniendo en peligro a los niños”.

    Próxima campaña

    Por otro lado, Martín anunció que “esta semana iniciamos campaña de plazas de movilidad reducida. Una campaña también muy interesante que va a tratar del respeto del uso de las plazas de personas con movilidad reducida”.

    Según aclaró, “la policía va a incrementar notablemente el estudio del uso fraudulento de este tipo de tarjetas. Para ello, hemos confeccionado un catálogo de recursos viales en el que hemos recogido todas las plazas que tenemos en Morón”.

    En este sentido, explicó que “tenemos un total de 85 plazas de movilidad reducida, más las 12 que se están proyectando para colocarlas en breve. Es decir, vamos a llegar en breve a las 100 plazas. Más las 240 plazas de zona azul”.

    En concreto, “decimos zona azul porque la ordenanza de circulación de Morón recoge que la zona azul es una zona de uso gratuito para las personas con movilidad reducida”.

    Entonces, “todo esto engloba a 323 plazas de movilidad reducida. Por ello, cumplimos con las 186 tarjetas de las que disponemos hoy en día. Es decir, cumplimos con la ratio de 1 plaza de movilidad reducida respecto a las 40 de uso normal”.

    A este respecto, Martín quiso “llamar al respeto de estas plazas y al uso adecuado, a que los ciudadanos no utilicen las tarjetas de otra persona, porque el más perjudicado en estos casos es el propio usuario, que pierde esa tarjeta. Incluso, se pueden instruir diligencias policiales y tramitarlas a la autoridad judicial por un delito de falsedad de documento público”. “Estamos hablando de que estamos pasando de una infracción administrativa en la que se pierde la tarjeta a que tengas una condena penal por un uso inadecuado de la misma”, agregó.

    Igualmente, quiso hacer una serie de recomendaciones sobre el uso de esta tarjeta:

    • Que se evite la fotocopia en color de la tarjeta.
    • Que no se porte la tarjeta visible cuando no vaya la persona con movilidad reducida en el interior del vehículo.
    • Que se haga un respeto de esas plazas.

    Seguidamente, quiso diferenciar entre la tarjeta de movilidad reducida y la tarjeta de discapacidad

    • Tarjeta de movilidad reducida

    “Es la azul. Tiene una serie de medidas de seguridad, entre ellas un holograma de la Junta de Andalucía. Ese holograma es una medida de seguridad para evitar falsificaciones”.

    • Tarjeta de discapacidad

    “No es apta para hacer uso de los espacios de estacionamiento. Las tarjetas especifican el ‘baremo de movilidad’. Hay personas que tienen baremo de movilidad que pueden solicitar la tarjeta de estacionamiento; y hay otras personas que no tienen baremo de movilidad, es decir, que tienen una discapacidad, pero no tienen problemas de movilidad y no pueden hacer uso”.

    “No se están habilitando plazas personalizadas”

    A tenor de ello, intervino Manuel Escalante para alegar que “últimamente estamos teniendo bastante incidencia con el tema de las tarjetas de movilidad reducida. Hemos tenido incluso que llevar a comisaría a identificar a personas que estaban haciendo un mal uso de las tarjetas”, reiterando que “es una infracción que puede llegar a ser penal”.

    Por todo ello, “junto con la DGT vamos a hacer una campaña para hacer más hincapié en el tema de las personas con movilidad reducida”.

    En este punto, Escalante recordó que “en el último semestre han sido unas 14-15 plazas las que se han incrementado. Ya estamos trabajando en 12 plazas más. Progresivamente tenemos que darle también una contestación a las personas de movilidad reducida que están solicitando”.

    En este sentido, aclaró que “tenemos que hacer hincapié en que no se están habilitando plazas personalizadas. No se están poniendo plazas en la puerta de un solicitante. Se está buscando zonas comunes, zonas que alberguen a varias calles, a varias manzanas, o que sea común y de utilización siempre en el interés general más que en el particular.

    Aquel que, porque no haya más remedio haya que colocarla cerca de su domicilio, se colocará lo más cercano sin que afecte a otros vecinos”.

    Del mismo modo, Jesús Martín también defendió que “es muy importante la colocación estratégica que garantice el interés general, que no garanticemos la apropiación de la plaza. Sabemos que hay personas a las que hay que atenderlas personalmente, pero el problema es que entendemos que la vía pública que está en frente de mi casa es mía y no puedo hacer uso”.

    Así, indicó que “entendemos que como esta plaza la he solicitado yo es mía. Estamos hablando de que estaríamos privatizando una zona pública. Queremos garantizar el interés general, garantizar que todo el mundo que tenga este tipo de tarjeta pueda tener ese servicio”.

    En última instancia, volvió a intervenir Escalante para exponer que “se ha dado el caso de vecinos discutiendo por la ocupación de una plaza de este tipo. Tenemos algunas quejas de usuarios que, una vez que utilizan la plaza que teóricamente se cree otro vecino que es suya, le aparece el coche arañado, el espejo roto, etc. Entonces, estamos intentando evitar eso y ponerlo siempre en zonas más comunes para que sea del interés general”.

     

    moroninfo-mar17