Aqualia extrae 145.000 kilos de residuos de las alcantarillas de Morón

    Aqualia, empresa gestora del Servicio Municipal de Agua de Morón de la Frontera, realiza durante todo el año labores de limpieza de la red general de alcantarillado e imbornales, que en estos meses se están intensificando de cara a la llegada de las primeras lluvias.

    El objetivo de este tipo de tareas es extraer la suciedad, hojas y papeles que se acumulan dentro y que dificultan la recogida y evacuación de agua en los días de lluvia, pudiendo llegar a producir inundaciones en las calles.

    Gracias a esta labor, en lo que va de año la empresa ha retirado 145.000 kilos de residuos depositados en las tuberías, de forma que éstas recuperaran su capacidad hidráulica de transporte. Todas estas actuaciones, además de la atención de atascos y averías, obedecen a una programación de limpieza sistemática a partir de la cual, la empresa ha efectuado la limpieza de 60,7 km de red y 3.379 imbornales en el periodo comprendido entre los meses de enero y septiembre.

    Para el diseño de la citada programación, que se hace por rutas, se consideran factores como la meteorología, el estado de funcionamiento de las infraestructuras y los eventos o fiestas locales. Así, en agosto y principios de septiembre, se reforzó la limpieza de imbornales en la zona de la Alameda y el recinto ferial, para el normal desarrollo de la Feria y en previsión del comienzo de las lluvias otoñales. En la actualidad, se está llevando a cabo la limpieza de los imbornales existentes en la barriada del Pantano.

    Las labores de limpieza y eliminación de obstrucciones se desarrollan siguiendo distinta metodología según se trate de colectores o imbornales, empleando para ello diferentes medios, entre los que se incluye un camión de limpieza con equipo mixto impulsor-succionador, con una tripulación mínima de dos personas.

    Todas estas actuaciones de limpieza son registradas internamente de manera que quede constancia de las zonas limpiadas, y del tratamiento de estos datos se concluye cuáles son las zonas más afectadas y que por tanto hay que limpiar con más frecuencia o en momentos concretos, como ocurre cuando existe previsión de lluvias. En este caso, se intensifica la limpieza de los puntos de la red susceptibles de provocar inundaciones con el fin de evitarlas, o al menos, minimizarlas.

    En este sentido, la colaboración ciudadana para mantener limpias las calles es fundamental, ya que los residuos sólidos como papeles, envoltorios, chicles e incluso restos de obras como pinturas y cemento que se vierten a las rejillas, provocan serios atascos que impiden le evacuación del agua y su flujo a través de las redes. Por ello, Aqualia recuerda que el mantenimiento de estas infraestructuras depende en muchos casos de la concienciación ciudadana en el correcto uso de las mismas, evitando arrojar suciedad, vertidos o papeles dentro de las alcantarillas que provoquen atascos y malos olores en las calles, e invita a los ciudadanos a unirse al compromiso con el medio ambiente en beneficio de todos.

    Fuente/foto: Ayto.

    Compartir