ACAIP-UGT exige “medidas necesarias” para estabilizar la plantilla de la cárcel de Morón

    Foto: Instituciones Penitenciarias
    HorizontalFuentenueva

    ACAIP-UGT Sevilla, sindicato mayoritario en el ámbito provincial y nacional de Instituciones Penitenciarias, ha emitido una nota de prensa para trasladar a la opinión pública los graves hechos acaecidos recientemente en el Centro penitenciario Sevilla 2.

    En este sentido, explican que “el interno F.J.V.R. al enterarse, tras una llamada telefónica a su familia, de que no se van a celebrar las dos comunicaciones vis a vis, se dirige al funcionario de servicio y muy alterado vocifera: ‘¡aquí va a haber fiesta!, quiero que venga toda la plantilla que me los voy a cargar a todos, que no tenéis cojones, os vais a enterar de quien soy yo’. Da un portazo en la cabina, golpea el mobiliario se encuentra a su paso, cubos de basura, mesas, sillas mientras sigue vociferando, ‘venid ya que os voy a matar’”.

    Así, “en este momento el F.J.V.R comienza a romper y desarmar las patas de las mesas con el fin de utilizarlas como arma. Intenta que los demás internos del módulo se unan a su protesta. En un primer momento está arropado por un número elevado de internos, de los que finalmente quedan tres. Sus dos acompañantes, H.C.A. Y P.J.B.R., se pertrechan de palos de fregona astillados y gritan: ‘¡a ver si tenéis cojones a entrar que os voy a clavar los palos en el cuello, perras!’. Estos tres internos intentan que los demás secunden ellevantamiento, creando un clima hostil y agresivo hacia los funcionarios del módulo”.

    moroninfo-mar17

    De este modo, “avisado el Jefe de Servicios, se indica a través de la megafonía del módulo que salgan al patio, haciendo éstos caso omiso, por lo que son avisados todos los efectivos equipados para su actuación. Una vez en el módulo, los funcionarios son recibidos con lanzamiento violento de toda clase de objetos, resultando lesionados 6 funcionarios, uno de los cuales tiene que ausentarse del servicio por las lesiones sufridas. Trasladado el interno P.J.B.R., continua extremadamente agresivo lanzando puñetazos y patadas contra los funcionarios, resultando otro funcionario lesionado”.

    Según indican desde el sindicato, “estos hechos, no son aislados, se da la circunstancia de que hace menos de un mes otro incidente grave terminó con una funcionaria agredida recibiendo codazos y patadas por parte de un interno extremadamente agresivo”, por lo que reseñan “el doble castigo que sufre la plantilla del Centro Penitenciario Sevilla 2 Morón de la Frontera”.

    Por una parte, “tras el estado de alarma, numerosas conducciones de internos con cierta entidad, son trasladados desde centros de toda la península por protagonizar incidentes regimentales graves, con numerosas sanciones disciplinarias, lo que dificulta de forma exponencial una adecuada clasificación interior y el desarrollo de programas de tratamiento individualizado. Producto de esto tenemos módulos conflictivos masificados que está derivando en una espiral continua de incidentes en los distintos departamentos”.

    De otra parte, “estos incidentes regimentales graves, implican una merma en el complemento de productividad de los funcionarios por lo que estamos ante un doble castigo que nadie parece tener ganas de solucionar, muy al contrario, la Secretaria General de IIPP sigue planificando traslados de más internos a este centro y no activa medidas que estabilicen la plantilla del centro. Estos motivos son suficientes para entender que los funcionarios de este centro, desde su creación, sufran una profunda renovación en cada concurso de traslados”.

    Por todo desde ACAIP-UGT exigen “medidas necesarias por parte tanto de la Dirección delcentro como de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para estabilizar laplantilla Sevilla 2 Morón de la Frontera y se den las circunstancias para realizar nuestrotrabajo en condiciones óptimas”.

    En última instancia, denuncian que “todo un horizonte profesional, el de Instituciones penitenciarias, se encuentre en el limbo más absoluto de la desidia institucional, donde parece haberse perdido todo el esfuerzo de años de demandas laborales, esfuerzo truncado en forma de un proyecto legislativo de Función Pública Penitenciaria perdido y olvidado, sepultando con ello la prometida modernización del sistema penitenciario y la esperanza de miles de trabajadores penitenciarios en un futuro laboral más digno y reconocido”.

    moroninfo-mar17